jueves, 10 de mayo de 2012

El consultor de comunicación SUPERCALIFRASTICOESPIALIDOSO



Superación. Un consultor siempre debe intentar superar los objetivos estipulados y estar preparado para cualquier contratiempo.
Unidad. El sentido de unidad es fundamental. Si tiene un equipo deberá velar no sólo por coordinarlo, sino también -"saber coordinarlo"- cosa nada fácil-, manteniéndolo al día informado y contextualizado para alinear acciones consiguiendo una optimización de resultados.
Pragmático. Ejemplo. "Tu cliente te informa de que quiere convocar una rueda de prensa para el día siguiente" Una de dos, o te echas las manos a la cabeza y protestas tras colgar el teléfono sin parar, o coges el teléfono de inmediato para comenzar la ronda de llamada a medios y ver a cuántos medios puedes intentar convocar. ¿Tienes que hacerlo no? No te lastimes ni pierdas el tiempo ¡Ponte en marcha! Apunte. El consultor, no obstante, siempre está en su derecho, de anticiparle a su cliente de que con tan poco espacio de tiempo la presencia de medios probablemente será menor.
Empático. Un responsable de comunicación, debe mostrar empatía con su cliente. De hecho, sobre todo en las PYMES, los consultores, con el paso del tiempo, llegan a ser casi la mano derecha de sus clientes, consiguiendo un gran entendimiento mutuo, que facilita muchísimo la relación y el trabajo optimizando motivación, tiempo y por tanto resultados.
Responsable. El consultor debe ser responsable de las cuentas que lleva. En en el sector de la consultoría de la comunicación se sabe a la hora a la que se entra, pero no a la que se sale. Y los que nos dedicamos o hemos dedicado a ello, sabemos que una llamada a horas insospechadas por parte de un cliente a nuestro móvil no es novedoso. Nos debemos al cliente.
Contactos. Los contactos son imprescindibles para cualquier consultor. Sin ellos, la comunicación sería imposible que llegase hasta las redacciones y por tanto a la masa crítica; a la audiencia. Por ello, un buen consultor ha de tener siempre una buena base de datos.
Agil en su trabajo. Percha informativa que alude a tu cliente de manera negativa ¿Qué hacer? Suelen por lo general estar ya delineados los famosos planes de crisis,  no obstante, el consultor debe encender su luz roja, y ponerse manos a la obra de inmediato para contactar con el cliente y crear un estrategia antes de la abalancha de llamadas que recibirá este a la agencia por parte de los medios para desmentir dicha información. Lo peor, y siento repetirme, no lo soporto, -los que se lamentan en cuanto se enteran durante media hora frente al ordenador-, no pierdas el tiempo, "ha sucedido" ¿no? ¡pues ponte en marcha!
Libertad para decir "no" al cliente. El cliente, es el cliente, y el consultor ha de ser su mano derecha en comunicación y se debe a él para la consecución de objetivos de un Plan estipulado. Eso sí, también es preciso que este "sepa" y sienta la libertad de decir "no" a un cliente cuando considere ante una proposición u orden de su cliente que lo que le propone puede perjudicar o dañar la imagen de su empresa en cualquier nivel. Para eso están los consultores, "expertos en comunicación" para orientar, y asesorar al cliente. No para decir a "todo sí". 
Iniciativa. Iniciativa en todos los sentidos. El consultor acude a un evento, o a cualquier acto por cualquier motivo y le presentan a un CEO de gran prestigio. Casualmente, este está relacionado en cuanto a servicios o nicho de mercado con un cliente suyo ¿por qué no proponerle que hagan ambos alguna acción de comunicación conjunta? ¿un estudio conjunto para explotar en medios para  que tenga mayor repercusión? ¡Quien sabe!  De igual modo, con  otras muchas oportunidades que se pueden dar en las que el consultor puede tener o ha de tener iniciativa.
Fomentar relaciones con los medios. Aquí me toca la vena personal y profesional. Hablaré primero de la profesional. Sin ellos, sin los medios, "sin los periodistas", "no somos nada", nuestros clientes, "no tendrían visibilidad". Por ello, siempre es bueno tener una buena relación con los periodista, sin los cuales no podríamos gestionar la comunicación. Ahora voy a lo personal. Considero que la relación con los periodistas, por lo general, a no ser que te toque alguno "rarete", siempre, es y ha sido impecable. Tenemos que ponernos en su lugar, reciben miles de correos con notas de prensa, convocatorias, miles de llamadas al día y el tiempo que dedican a escucharnos o a ver nuestros emails es cuando llegan de la reunión o de cubrir algo, sabiendo que tienen que redactar X para el cierre. Por ello, creo que no cuesta mucho, fomentar una buena amistad con ellos. Es más, nunca he compartido eso de "este me cae mal y le atravieso" porque no me ha querido publicado X nota de prensa cuando le he llamado para preguntarle. Evidentemente da rabia de cara a la recopilación del clipping, pero ante todo hay que entender las cosas; no pueden publicar todo. ¿No te la publican? solución, -seguir llamando a tu base de datos-, seguro que algun@ lo hará. Eso sí, si ha sido correcto contigo cuando ha hablado "no le atravieses porque  no te publique una nota de prensa"
Relaciones Públicas. Si un consultor de comunicación no es relaciones públicas, desde mi perspectiva "apaga y vamonós". Creo que los que me leéis, si sois consultores, la mayoría de vosotros estaréis conmigo en que se lleva en la sangre. Es importante.
Analítico. Desde por la mañana el consultor ya está viendo las apariciones de sus clientes en los medios y hace una estimación del clipping. Ve perchas de actualidad explotables y analiza cómo poder sacar partido con "declaraciones de apoyo de su cliente sobre las misma" entrevistas en las que pueda exponer su opinión, o realizar algún artículo de opinión para posicionarlo como referente. Analiza las acciones marcadas y ve si el ritmo en cuanto a acciones de comunicación es positivo o hay que mejorar haciendo hincapié en algún punto en concreto.
Saber estar. Resulta obvio, valga la redundancia, que "saber estar", se ha de "saber estar" siempre. Pero en el caso de un consultor de comunicación más aún. En cualquier evento, rueda de prensa, o encuentro de su cliente con periodistas, el consultor hasta cierto punto, representa a su cliente, yo siempre he pensado que es como su "manager". El protocolo y el saber estar, a mi parecer, es imprescindible en un consultor.
Tener pasión por su trabajo. Creo que un consultor, no es consultor si no tiene ilusión por su trabajo. De lo contrario, de imaginarlo, no veo la esencia. Para ser consultor se ha de sentir y se "necesita" pasión. Sales durante dos semanas cuatro horas más tarde y estás agotado, pero te mueve "algo" que no sabes cómo explicar, quizás esa pasión; es tu cliente y quieres conseguir los mejores resultados para tu cliente; "tu cliente eres tú".
Ir más allá. Es muy necesario que el consultor actual no se quede en el ABC de toda la vida. Y que intente siempre ha y deberá ir más allá en sus acciones para optimizar resultados ayudándose de multitud de recursos nuevos que salen y adelantarse.
Capacidad de expresión. Imprescindible. Tanto escrita como oral. Ser claros. Argumentar.
Observador. Pues sí, el consultor, no sólo observa o analiza para realizar el Plan de Comunicación a la competencia, sino que durante el día a día también observa sus acciones y muchas más cosas que son muy, muy relevantes relacionadas con otros aspectos aunque no lo parezca vitales para realizar mejor su trabajo.
Estratégico. Evidentemente, siempre se basa en una estrategia, la cual puede ir cambiando según las circunstancias. Nuevos productos que salen al mercado del cliente, nuevos servicios, nuevo nombramiento... nuevo evento, etc.
Saber trabajar bajo presión. ¡Más de lo mismo! -Mañana por la mañana nos reunimos con tres diputados... (te lo dice el cliente a última hora de la tarde) avisad a prensa- ¿sobre qué hablaréis? El cliente te da dos pinceladas. Se acaba la conversación. Siguiente paso, a la hora del cierre ponte a convocar a prensa para "venderles" que se va a tratar X tema con dos pinceladas de información en una reunión con x diputados para un cliente que no es coca-cola "tela". Segundo paso, buscas más información sobre esas dos pinceladas para contextualizar a los periodistas pero rápidamente para no perder el tiempo y a llamar a ver si alguien te coge el teléfono mientras están con el cierre y les interesa el tema. Este es uno de los miles de diversos ejemplos que sabréis que existen dentro del mundo de la consultoría en cuanto a trabajar bajo presión.
Proactivo. Hacer las cosas antes de. Se ha de ser proactivo en comunicación por ejemplo con planes de crisis. O por ejemplo con el cliente. Si el cliente recibía un report mensual, de manera proactiva puedes mandarle una información en un anexo sobre el report que sabes le gustará tener. Igual con los periodistas. En mi caso siempre les enviaba todo comidito. Sabía que muchos llamarían para preguntarme en algunas notas de prensa específicas mil datos más que no venían en el párrafo corporativo ni en el dossier de prensa, por ser un tema muy específico, por ello adjuntaba junto a la nota de prensa información muy desglosada de todo lo que sabía que el periodista en el caso de querer publicarla necesitaría. Es decir, me ponía en el lugar de ellos. Salíamos ganando los dos. Ellos, al ponérselo tan fácil, lo publicaban, y yo ahorraba tiempo en llamadas y reenvíos o explicaciones. Aprovecho para dar las gracias a todos los periodistas que siempre me lo habéis dicho, entre ellos a Soledad Pacheco.
Implicación. Fundamental. Yo siempre digo que generalmente, los consultores no son ni mejores ni peores, ni más listos ni menos listos. Sino que si consiguen buenos resultados, entre otras cosas, no es porque "caiga del cielo por arte de magia" una entrevista o un artículo de opinión para un cliente sino porque "no han parado de trabajar" o de "implicarse" por su cliente realizando gestiones". Cierto es que los contactos ayudan, pero por muchos contactos que tengas, si la percha no les interesa, o tienen otra ya para publicar no sirve de nada. Por ello, la implicación en la consultoría, para obtener resultados en no fundamental, sino más que fundamental.
Adaptación. Adaptación a los cambios, al 2.0. Reciclaje. Es necesario que el consultor no se quede atrás y se recicle para optimizar las acciones de comunicación de sus clientes multiplicando sus resultados. Adaptación también a cualquier sector. Lo mismo un día eres responsable de comunicación de una cuenta de comunicación de telecomunicaciones, como otra de fotovoltaica, otra marketing de afiliación o moda y al llevar la comunicación tienes que "sumergirte" completamente dentro de esos sectores.
Leal a su empresa y a su cliente. Sin comentarios. Obvio.
Informarse. Es vital para el consultor, de lo contrario puede suceder que sea el cliente quien a primera hora de la mañana le llame para decirle que por qué no le ha avisado sobre la noticia que ha causado tal escándalo publicada esa misma mañana en los medios. Dos malas noticias. Que ha tenido el CEO que sacarle los colores llamándole, y segunda, que ahora tiene que remediarlo pudiéndolo haberlo hecho antes si se hubiese preocupado de informarse sobre su cliente.
Don de gentes. Es inherente a un consultor para conseguir buenos resultados. Tener don de gentes ayuda a una mejor relación con medios, conseguir posibles prospects, en cualquier tipo de acción de comunicación, ya sea tras una rueda de prensa a la hora de tratar con periodistas y poder pactar entrevistas, eventos o acciones de lobby.
Organizado. Un consultor por lo general no suele llevar únicamente una cuenta, sino varias. Por ello, es preciso que se organice basándose en prioridades según clientes siendo muy metódico. No obstante la organización se amplia a muchos más puntos dentro de la consultoría.
S.O.S. Siempre tener un plan B. De no tenerlo, no pararse. ¡Ir a por él!
Orientar. El consultor no sólo ha de ejecutar distintas acciones para su cliente, sino que le debe orientar a la hora de cómo "hablar ante los medios" las técnicas para que el mensaje quede: frases que ha de repetir, no olvidar nunca mencionar la marca de la empresa en todo momento, etc. Como en esto, en muchos más otros aspectos el consultor debe orientar a su cliente.

1 comentario:

  1. Un post como casi todos los tuyos SUPERCALIFRASTICOESPIALIDOSO escrito por una persona y profesional SUPERCALIFRASTICAESPIALIDOSA. Vales mucho Martita.

    Con todo mi aprecio,

    R.S

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails