viernes, 17 de febrero de 2012

Había otro post antes...



 
Antes de nada, pedir disculpas a los que me seguís. No he regado mi blog desde hace tiempo. Parte de los motivos por lo que no lo he hecho, los explicaba en el post anterior -ahora en "borradores"-,el tiempo, la experiencia y consecuencias me han enseñado a que en ocasiones es mejor ser "políticamente correcta" y no publicar ciertas cosas por más que consideres que tienes todo el derecho a hacerlo.

Por ello, comienzo a dar vida a este blog al que tanto cariño tengo, con el que he aprendido tanto y que tan buenos momentos me ha dado, con otro post", -este sí publicable"-.

Pero hoy no hablaré de comunicación, ni de marketing, publicidad o social media. Quiero escribir de algo que merece más aún la pena: "De la lucha por lo que uno quiere".

Sé que nuestro país no atraviesa por buenos momentos; que muchos de vosotros, por diferentes circunstancias en vuestro día a día no lo estáis pasando nada bien . Hoy, a través de este blog quiero “Animaros a todos; enviaros fuerza".

Sé, y soy consciente de que, frente al "muro" con que a diario os encontráis, es difícil hacerle frente también ver solución. Pero sacad  fuerzas, “pensad en vosotros” y subid poco a poco escalones, “cueste lo que cueste”, lo importante es intentar "subir" y derribar el muro que oscurece vuestro día”.

“Eres lo que más vales", "has de luchar por ti"; "creer en tí". Mejor dicho, -si alguna vez dejaste de creer en ti, de valorarte- "vuelve", "repito", "vuelve" a hacerlo.

Lo he comentado en más de una ocasión en este blog, cuando las cosas te van mal, no tiene porqué ser porque tú hayas cambiado, sino porque “cambian las circunstancias". Siempre fuiste la misma persona que tanto valía, -tanto cuando te iba bien como cuando ya no te va tan bien-.

No hagas de un “sentimiento un pensamiento”. Por poner un ejemplo. ¿No te sientes valorado en tu trabajo? Es lo que tú piensas, pero no quiere decir que no valgas. Quizás son las circunstancias. Sí antes fuiste valorado en otros trabajos, -y sigues siendo el mismo-, mejor dicho, “vales más que antes” por la experiencia adquirida con el paso de los años, NO PIENSES QUE NO VALES, no dejes que te anulen.

Lo siguiente que os diré sonará a secta o libro de autoayuda, pero me gustaría que todos los que estéis pasando por un mal momento:

  • Os rodeéis de los vuestros.
  • Volváis a creer en vosotros
  • Dad gracias por lo poquito que tenéis. Otros, -aunque no lo creáis,- tienen menos.
  • ¿Os habéis parado a pensar lo afortunados que sois por mirar al cielo, ser libres y respirar?
  • Luchad. Quizás es cuestión de tiempo, pero "luchad por lo que queréis conseguir".
Desde mi post, aprovechar para dar las gracias a todas las personas que creéis en mi y habéis creído en mi. A mis amigos y familia. Gracias a todas las personas que apostáis por mí. También, gracias especiales a A.C/ E.J.H/ODS/C.V/P.J/e I.G, "pese a la distancia siento vuestra energía y me dáis fuerzas".

Gracias

3 comentarios:

  1. ¡Qué alegría volverte a leer...!

    ResponderEliminar
  2. Marta no te conozco pero al asomarme hoy a mi ventana de ver el mundo te he visto pasar y en la mirada franca llevabas este mensaje de ánimo para tanta gente que sufre hoy día el desanimo por el empleo perdido o el fracaso de su empresa personal.
    En otro momento lo sufí en mis canes y por eso se lo que es y tus consejos son acertados.
    Por suerte hay mas gente que piensa como tu y aunque solo sea por eso ya vale la pena vivir.
    Me uno a tu campaña de dar apoyo a los que lo necesitan y si me dejas me hago seguidor tuyo. Sigue con este blog y con la comunicación por estos medios que permiten que gente como tu pueda ser encontrada al asomarse a la ventana de ver el mundo como hoy yo te encontré a ti. Animo, me alegro de conocerte.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras Ramón. Qué menos que dar ánimos y apoyar a todos los que no pasan una buena racha.

    ¿Quién no ha pasado por una situación difícil pensando no poder remontar? Los que hemos pasado por situaciones más o menos difíciles y fuimos capaces de interiorizar esa aptitud que nos hizo superar adversidades, es casi una obligación moral que transmitamos que aunque parece imposible, "se puede ver un horizonte" y "hemos de intentar lo posible e imposible", "subir peldaños" ¿cómo? "creyendo en nosotros mismos". Un abrazo. Ramón.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails