lunes, 23 de mayo de 2011

Los extremos nunca fueron buenos: "ser extremadamente responsable"

Los extremos nunca fueron buenos. Y si trasladamos esto a nuestra aptitud a la hora de afrontar nuestras responsabilidades laborales tampoco. Ser responsable y ser exigente con uno mismo en su trabajo no es sólo una gra virtud, sino algo imprescindible, pero ser, con uno mismo, "extremadamete" responsable y exigente en el trabajo, puede convertirse en un verdadero problema y puede llegar a pasarnos factura tanto físicamente -somatizándolo con el estómago, cervicales- o psicológicamente.

Esto suele sucederle a personas que quieren tener todo bajo control, muy exigentes consigo mismas y que  pese a no contar en ocasiones con medios en sus empresas para poder desempañar su trabajo quieren tener "todo controlado".

Se mueven y trabajan por conseguir resultados; no por lo que estos les reportarán económicamente, sino por satisfación personal, y por afán de superación y de perfección contínua.

Es curioso. Estas personas, cuando "reflexionan" en sus casas, al salir del trabajo, tras el estrés por padecer el ser "extremadamente perfeccionistas y exigentes" en su trabajo y por conseguir los mejores resultados son conscientes de que "no merece la pena pasarlo mal" estresarse hasta el punto de padecer somatizaciones físicas o transtornos psicológicos dado que en realidad no es su empresa.


"Les da la sensación de que se preocupan más ellos" por conseguir y aportar resultados que los propios empresarios y que su salud corre más peligro por su implicación y extremada implicación y autoexigencia que la de sus owners. Y no es que sus owners no se impliquen ni responsabilicen por su propia empresa, ¡faltaría más!. Simplemente,que relativizan las cosas, y no llevan al extremo, en este caso sus responsabilidades".

Desde aquí, señores, a todos aquellos que padecéis este problema ,aconsejarles y como no, dejarles claro, que en una empresa se ha y "debe" ser autoexigente y responsable con el trabajo que cada uno desempeña. Que se ha de trabajar y luchar por conseguir los objetivos marcados, pero jamás "llevar al extremo la perfección ni la exigencia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails