jueves, 30 de septiembre de 2010

Crisis económica vs Crisis de Valores

Nuestro país, al igual que el resto de sus homólogos de la Unión Europea atraviesan una preocupante crisis económica: nada nuevo. Por ello, hoy me gustaría analizar, desde el gran desconocimiento que tengo sobre economía, las razones por las cuáles HOY estamos atravesando esta gran crisis.
Estoy segura, que ante un tema como este, cada uno sacaría sus propios argumentos y llegaría a sus propias conclusiones. Pero a continuación expongo las razones por las que creo que hoy nuestro país y el resto de países atraviesan una gran crisis dentro de su coyuntura económica.

Aunque no negaré, que considero que la crisis actual se ha agravado por las malas gestiones, o "no gestiones" que en su momento el Gobierno de la Nación pudo poner en marcha de manera que el índice de parados en España no se incrementase en los porcentajes que nos han situado en el segundo país que duplica la media de tasa de paro, también pienso que en esta crisis económica, ha influído, y mucho, un factor muy importante, la crisis de valores por parte de los gobiernos de cada país, las empresas y la sociedad.

En los últimos veinte años, en "tiempos de bonanza económica", cuando a los países occidentales el "dinero les sobraba", y andaban "desahogados" mientras se dedicaba a otros menesteres, sus bienes y servicios eran generados por otros países, bienes y servicios que importaban.

En el caso de España, sucedió algo similar. Con la "Burbuja inmobiliaria", todo iba bien... pero ¿qué exportábamos? ¿Qué ingresos generaban nuestras exportaciones? ¿Vivíamos de algo más que del Turismo y de la construcción?. Lo que pasa, es que hoy, "Ibiza", uno de los lugares por excelencia del turismo, o "Menorca" por poner algunos ejemplos, "no se pueden exportar", ¿Qué vamos a hacer llevarnos las islas a China o a EEUU? En relación con la "burbuja inmobiliaria" que se creó a base de créditos, ¿qué vamos a hacer? ¿exportar a otros países las casas construidas que no se han vendido en tiempos de boyante economía?.

Todo ha ido muy bien; "nos hemos cuidado muy bien"; ni que negar que unos más que otros. Nuestra economía se basaba en dar créditos y créditos... "en dar dinero invisible", dinero que hoy debemos y que nos ha endeudado.

Las empresas también han tenido mucho que ver. Siempre he pensado que toda empresa que tiene márgenes de rentabilidad a de ser "corresponsable" o "contribuir con la sociedad". No me gusta generalizar, ni lo hago, pero creo que muchas han sido las empresas con grandes márgenes de rentabilidad en las que los ceros se nos escaban que durante muchos años no han sido corresponsables con la sociedad, a excepción de los últimos años, en los que la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) "se puso de moda". Si una empresa hoy no realizas acciones de RSC está abocada al osracismo dentro de su sector. Pocas han sido, a mi juicio, las empresas que an sido corresponsables en los últimos años con la sociedad. Nuevamente: "crisis de valores".

He hablado de las políticas económicas de los países occidentales y de su "crisis de valores" en momentos de bonanza; también de la escasa corresponsabilidad por parte de las empresas con altos márgenes de rentabilidad, pero no dejaré, ni mucho menos de lado, la "crisis de valores" de la sociedad en general: de los ciudadanos.

Hoy toda persona afectada por la crisis, "lógicamente" por su instinto de "supervivencia" que no de "sobrevivir" pone la mano para que le den, para llenar la hucha, lógico, lo necesitan. Pero ¿y cuando a estas personas les iba bien? ¿Y cuándo tenían su casa comprada pagando hipotecas accesibles, su o sus coches, y se iban de cena de gala? ¿Acaso la sociedad -no generalizo- se preocupó por ser corresponsable, ayudando en lo que pudiese al que estaba a su lado y lo necesitaba?

Sé de muchos ciudadanos que sí fueron corresponsables en la medida de lo posible, de una manera u otra, que asentían, pero otros muchos: bastantes, no. Durante estos tiempos, también de "bonanza" para los ciudadanos, algunos de ellos solo se preocupaban de vivir a todo trapo, cosa que no es nada mala, pero sin mirar si los que estaban a su lado necesitaban algo y colaborar con ellos de alguna manera. Cuando hablo de colaborar, "no me refiero" a dar dinero, sino a ayudar de cualquier forma de asentir. No sé si habréis oído hablar de la "cadena de favores", pues este es un ejemplo de cómo considero tendríamos que haber actuado con nuestros allegados.
Deberíamos haber sido corresponsables y debemos serlo. "No olvidemos que hay ricos que se han hecho pobres de la noche a la mañana", no olvidemos que podemos ser nosotros, no olvidemos que en esta vida: la política, el estatus, la economía, las ideologías, las religiones..., nos pueden parecer importantes, pero lo más importante es saber que independientemente del estatus, de las ideologías, o de las religiones, somos "seres humanos", algo muy importante, y que creo que en su momento "en épocas de bonanza", "cuando todo iba bien", en parte, olvidamos.

Si hubiésemos sido más corresponsables, gobiernos, empresas y ciudanos, hoy la "crisis económica" sería muy distinta, es más, quizás, no existiría.

viernes, 24 de septiembre de 2010

¿Ir a la huelga general del 29 de septiembre?

Casi cinco millones de parados en España según la EPA (medidor aceptado a nivel internacional). Un millón y medio de familias españolas con todos sus miembros en paro, y un millón de personas que ya no cobran prestación por desempleo. Cifras de encuesta de población activa, cifras y más cifras, pero no, no son cifras, no olvidemos que son personas y tras cada persona, un día a día, una historia.

Con motivo de esta problemática que se está viviendo en nuestro país qué mejor que acudir a una de las oficinas del INEM para ver de cerca la realidad de parte de estas personas que son cifras.

Conforme me acercaba a la oficina del INEM ubicada en Clara del Rey, al pasar por Avenida de América -donde se encuentra "LA CASA DEL PUEBLO" según reza la fachada de la sede de UGT-, me resultó paradójico e incluso "vergonzoso" , ver una pancarta que cubría en altura todo el edificio "animando" a que los trabajadores se uniesen a la huelga general convocada por los sindicatos el próximo 29 de septiembre.

¿Las razones? Paradójico que ahora, cuando los sindicatos han tenido oportunidades de defender los "derechos de los trabajadores" tengan la poca vergüenza de colgar este cartel, y más, a escasos metros de una oficina del INEM a la que fui, y a las 08:00h, una hora antes de su apertura, ya se había formado una fila de algo más de medio centenar de "personas", que no cifras.

Vergonzoso "doblemente" porque no me cansaré de decirlo, "un panadero se dedica a vender pan, y punto", pero tanto el ejecutivo, que ha de velar por los ciudadanos, y en este caso los sindicatos, que han de velar por los derechos de los trabajadores, no lo han hecho hasta que no se han visto en otra.

Que me diga alguien qué han hecho durante la crisis y recesión los sindicatos y cuál es el ejemplo que dan... el ejemplo del ejecutivo lo dejo para otro día... aún estoy esperando que la contención de gastos se proyecte en ellos y no solo en los ciudadanos.
El ejemplo de los sindicatos... aquí va... En el caso de UGT, sede en la cual la pancarta casi abarca toda la fachada, "SU" convenio colectivo que estará en vigor hasta el cierre del 2011, garantiza subidas salariales este año y el próximo superiores al 1,75% sin sumar el objetivo oficial de la inflacción del 2%. ¿Cómo puede confiar un trabajador que ve congelado su salario, que ha sido despedido en estos sindicatos "que les representan" cuando no han movido un dedo desde que comenzaron ERES y despidos o congelaciones salariales? ¿Qué ejemplaridad ve un trabajador en un sindicato que "le representa" y mientras "le representa" le está restregando en su propia cara, que "así es la vida" y "ellos si tienen subida salarial hasta 2011?.

El caso de CC.OO es similar, no solo se han subido el sueldo, sino que han pactado un incremento del 0,25% adicional a la inflacción.
Considero que la crisis no viene solo porque nos creyésemos estar viviendo en un mundo de luz y de color cuando el boom de la burbuja inmobiliaria, la crisis viene, y seguirá a peor, porque desde hace tiempo existe una "crisis de valores" dentro de aquellos que nos representan, tanto del ejecutivo como de los sindicatos.

Tras este inciso, seré breve, pero dejo en este post algunas declaraciones de apoyo que las personas que estaban haciendo cola en las oficinas del INEM, me hicieron. No aparecen los nombres, tan sólo las iniciales, inclusive, aunque me hubiesen dicho que les daba igual que apareciesen tanto sus nombres como apellidos, no los hubira dado, creo, y más tras vivir tan de cerca esta realidad y los sentimientos que acompañan a cada uno de ellos, que no es plato de buen gusto tener el cartelito de "quiero trabajar pero estoy en paro".

Para que os hagáis una idea, la mayor parte de las personas que formaban la cola eran personas que superaban los 45 años; luego una gran parte, aunque menor de gente joven. Me acerqué a un hombre vestido de traje, se encontraría entre los diez primeros del casi más de medio centenar de personas que se encontraban una hora antes de la apertura de las puertas del INEM.

No tuvo reparos en contestarme a la pregunta que le hice: edad, razones de desempleo y como se sentía, -tenía mis dudas: era una situación muy delicada la que trataba para este reportaje. E.S, un hombre de 53 años había trabajado toda su vida en una gran empresa, por la crisis hubo reducción de personal, y le tocó a él. Me comentó que era una situación muy dura, tanto a nivel psicológico como profesional: "dedicarte toda una vida a tu trabajo y verte en esta situación es frustrante. Tengo mujer e hijos, jamás habíamos pasado por una inestabilidad económica, pensé que jamás nos pasaría, y hoy como ves estoy aquí. Lo peor, que a mi edad ya no me contratan".

M.D fue la siguiente persona a la que le pregunté que si podía tomarle una declaración para mi artículo. Nuevamente me sorprendió que se prestase. Su edad 37 años, profesión que había ejercido durante 3 años, "profesora de inglés". "No pensaba que me sucedería pero la academia donde trabajaba comenzó a ir mal y hubo despidos. Tengo esperanzas de que por mis años de experiencia y ser nativa, dado que el inglés está muy demandado en las empresas pueda encontrar pronto trabajo. Si no, clases particulares hasta que encuentre empleo, no queda otra".

C.C, también estaba en la cola, 31 años, era administrativa de una gran empresa y la despidieron. LLevaba dos años trabajando allí. "Aquí estoy, con todos los papeles, y disgustada. Estudios, buena gestión en mi trabajo, y no ha quedado otra que despedirme. Éramos muchos dentro del departamento de administración, pero eso no quita para que te sientas mal ¿qué culpa tengo yo? ¿acaso no he cumplido con mi empresa? ¿acaso no me he preparado? No sirve de nada lo que hacemos, sé que tengo que echar curriculums pero estoy muy desanimada".
Todo mi apoyo y ánimo a los parados de corazón.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Ernesto Sáenz de Buruaga; éxito asegurado

En algo menos de media hora, a las 22:00h, Ernesto Sáenz de Buruaga se encargará de conducir el programa "La Vuelta al Mundo" que se emite en VEO 7 a las 22:00h.

Sáenz de Buruaga, gran profesional y sobre todo gran ser humano, regresa al prime time de una televisión nacional después de siete años, y conducirá y moderará todos los lunes este debate. A través de su rigor informativo, analizará y desmenuzará los temás más destacados del fin de semana, aportando a los espectadores toda la información necesaria para comprender, contextualizar y asimilar aquello que será noticia en los próximos días.

El comunicador, a quien le avala una amplia trayectoria profesional y que ha recibido a lo largo de la misma importantes premios, aportará a los espectadores, toda la información de actualidad. Entre las novedades, "la participación del público en plató" y como no a través de SMS.

A través del debate, el análisis y la opinión de diferentes profesionales de prestigio y trayectoria, cumpliendo con la filosofía que resume la nueva temporada de Unidad Editorial "Los que están mejor informados, informan a los que necesitan información".

Ocho serán los invitados de esta noche nos esperan y acompañarán a Ernesto Sáenz de Buruaga aportando pluralismo, uno de los valores que la cadena pretende fomentar.

Desde políticos en activo como Rosa Díez, a políticos que marcaron una etapa como Joaquín Leguina, pasando por ex ministros de diferentes legislaturas, signo político y cartera como Eduardo Serra, y María Antonia Trujillo, además de periodistas de reputado prestigio y trayectoria como José Antonio Vera o Casimiro García-Abadillo junto a analistas económicos y políticos como Fernando Fernández o la escritora Ángela Vallvey.

Cinco noches, cinco debates. La vuelta al mundo será conducida por un periodista distinto cada día: Ernesto Sáenz de Buruaga, los lunes; Luis Herrero, los martes; Fermín Bocos, los miércoles; Pedro J. Ramírez, que se estrena como presentador, los jueves, y Carlos Cuesta, los viernes.
Así, Luis Herrero tomará el testigo el martes, que contará con Federico Jiménez Losantos y la colaboración del Grupo RISA.
Felicidades Ernesto por ser ante todo una gran persona y por ser el gran profesional que eres. Todo un gesto de valentía el gran trabajo que estás realizando tanto en la COPE como en VEO 7: no todo profesional con la trayectoria que tu tienes hubiera arriesgado escogiendo este gran reto profesional. Pero tú eres humilde y tal y como me dijiste una vez, te gusta tu trabajo.

martes, 14 de septiembre de 2010

Entrevista con Carlos Abadía Jordana, autor de SOY CONSULTOR CON PERDÓN.


Carlos Abadía Jordana: "Escuché decir muchas veces a mis padres que las cosas importantes no son más de tres o cuatro, que ellos resumían en un par: hay que quererse en la familia y querer a la gente".


Amable, humilde, trabajador, familiar, así es Carlos Abadía Jordana, a quien tras leer su libro “Soy Consultor (con perdón)” no dudé ni un momento en ponerme en contacto con él para realizarle una entrevista. En la fotografía, Carlos Abadía durante la presentación de su libro junto a su editor y como no su padre, del quien asegura siempre recibió muy buenos consejos y del cual está muy orgulloso. Comienza la entrevista…

Carlos Abadía Jordana lleva 20 años dedicado a la consultoría. Estudió derecho y es Master del IESE. Durante su larga trayectoria profesional como consultor de empresas, ha trabajado en varios países de Latinoamérica y Europa desarrollando proyectos para multitud de compañías. En la actualidad es uno de los socios del GRUPO STEINNER dedicado a la consultoría en estrategia, organización y formación de directivos. Pero ¿Quién cómo es en persona Carlos Abadía Jordana? Diría que una persona normal que tuvo la suerte de nacer y hacerse mayor en una familia de doce hermanos lo que, junto con otras mucha cosas, me enseño técnicas avanzadas de supervivencia en ese caos más o menos organizado. Lo bueno de nacer en una familia así es que virtudes como la generosidad, comprensión y paciencia las tienes aprendidas desde pequeño, lo que hace después la vida más fácil, y más con el apoyo de unos padres que distinguían perfectamente las cosas importantes de las no importantes.

Escuché decir muchas veces a mis padres que las cosas importantes no son más de tres o cuatro, que ellos resumían en un par: hay que quererse en la familia y querer a la gente. Y en eso andamos. Con más o menos éxito. Yo nací en una familia donde la palabras libertad y optimismo se vivían de forma radical. Para lo bueno y para lo malo. Y así uno aprende rápido de sus errores y conforma su propia personalidad en un ambiente alegre y, creo haberlo dicho ya, libre. Lo puedo contar porque han pasado ya 31 años. Cuando tenía 14 años cogí el coche de mi madre, subí a mi hermano Fernando, que tenía entonces 10 años, y nos fuimos a pasear por los caminos de tierra de San Quirico de Safaja, donde veraneábamos. Paseamos unos 100 metros porque estampé el coche contra una encina.

Apenas recuerdo nada, pero sí que al llegar mi padre, no me dijo NADA. Preguntó como estaba, se tragó supongo que tres litros de bilis, debió jurar en arameo frente al espejo, pero a mí no me dijo nada. Un par de días después, muy tranquilamente, me dijo que no debía coger el coche con 14 años, cosa que obviamente ya sabía. Sé que es incomprensible ahora, pero a mí me enseñó muchas más cosas con el silencio que si hubiese gritado, cosa que no hizo. En la actualidad, cada 21 de Julio me escribe para felicitarme por Santa Encina. Partiéndose de risa. A toro pasado, todos somos Manolete. Pero ese toro se lidió en su momento con maestría. Y así, cientos de cosas.

Soy Consultora, con Perdón... Me viene como anillo al dedo para hablar sobre su libro... ¿Cómo surgió la idea de escribirlo?


Surgió como surgen las cosas: por casualidad. Hace muchos años, en unos de las primeras consultas que hice, tuve el privilegio de trabajar con Salvador Alemany, en la actualidad Presidente de Abertis. De Salvador aprendí muchas cosas. En el momento de firmar, creo recordar que me felicitó e hizo referencia al humo, con mucha sorna. Pero como yo era un consultor joven, me lo tomé regular. Y pensé que la profesión de consultor era mal comprendida. Nada más lejos de mi error. Salvador había sido auditor y consultor y sabía perfectamente qué era. Pero pensé que debía clarificar las ideas sobre un oficio que considero que es de los más bonitos referidos al mundo de la empresa. Y empecé a tomar notas sobre el asunto, Algunos años después las junté y salieron 239 páginas, que a la Editorial Empresa Activa no le parecieron mal y apostó por publicarlo. Y, con gran sorpresa por mi parte, no sólo se publicó si no que se vende. Lo que me parece milagroso.

Usted da su visión sobre el consultor, sus experiencias, y el mundo de la consultoría... Valoro muchísimo, que de tanta importancia al trabajo hecho con ilusión y “honradez”, también habla de humildad... Parece que muchos han olvidado estos valores; comienza su libro con el concepto honradez y hace alusión a ella constantemente en su libro... ¿Qué es para usted la honradez? ¿Y la humildad?

Vayamos por partes. La ilusión no es diferencial. Ni la honradez ni la humildad. Sin ilusión no se puede ser un buen consultor. Pero tampoco un buen funcionario de instituciones penitenciarias. Yo creo que trabajar con ilusión es la única manera de trabajar. Las personas notables que he conocido son personas ilusionadas y, por tanto, ilusionantes. Y hablo de personas notables estén en el puesto que estén. En mi vida como consultor he conocido mucha gente. La verdad es que me acuerdo de aquellos que transmitían ilusión y pasión por su trabajo. De los otros no guardo memoria. Si el hombre está hecho para trabajar, es mejor hacer eso para lo que está hecho con ilusión. Y así se levantan empresas, se crea valor, se levanta un país. No hay nada peor que un cenizo o un amargado en un puesto de responsabilidad. Esos hunden lo que se les ponga por delante.

Hay una parte del libro que parece un tratado de virtudes, pero es que para mí la honradez – hacer las cosas de acuerdo con las propias convicciones, siempre y cuando esas convicciones no sean intrínsecamente malas – y la humildad – fundamentada en el profundo respeto al prójimo – son piezas fundamentales de cualquier trabajo que se quiera hacer dignamente y, por supuesto, imprescindibles en el trabajo del consultor donde, se quiera o no, el riesgo de hacer daño a las personas es mayor que en otras profesiones.


En su libro habla de la habilidad social y sentido común. Comenta que el consultor debe tener unas habilidades sociales muy marcadas dado que está en constante trato con las personas... ¿Cree que se nace con este don de habilidades sociales o que uno puede llegar a hacerse con ellas sin tenerlas?

Por supuesto. Es indudable que existen una serie de cualidades innatas. Pero esas cualidades innatas implican una cierta facilidad natural para hacer cosas. Hay gente con don de gentes innato. Y hay gente que, tras ejercicios muy disciplinados de adquisición de habilidades, han logrado tener ese don de gentes llamémosle “trabajado” o “adquirido”. Menos natural, pero igualmente útil y eficaz. El “yo no he nacido para esto” puede ser una gran verdad y también puede ser una gran excusa. Yo soy un firme convencido de que uno puede hacer lo que se proponga. Eso sí, con mucho esfuerzo, palabra que significa que hay que trabajar para conseguir lo que uno quiere. Y luego, es cierto que conoces gente que son la excepción. En mi opinión, la excepción que confirma la regla.


Puede contarnos algo más sobre los distintos perfiles del consultor y de los clientes. Describe distintos perfiles para cada uno de ellos…

Sí, hablo de varios perfiles. Están los tontos, que son fáciles de identificar. Se creen muy listos. Y en las empresas grandes pasa como en los pueblos: siempre hay un tonto. Eso no es per se nada malo. De hecho los tontos también tienen que trabajar y llevar las habichuelas a casa. El gran peligro de los tontos es que te los pongan a trabajar en el proyecto de consultoría de la empresa. Y eso es un peligro porque conseguirán que el proyecto de consultoría no avance y que, al final, el desprestigiado seas tú. Por eso, cuando te ponen al tonto de la empresa en el proyecto, hay que rechazarlo. Sin herir a nadie, pero diciendo la verdad: que la persona no es la adecuada. Hay que tener en cuenta que los primeros días de las consultas son críticos, pero tienen una característica a tu favor: la empresa todavía confía en ti y te escuchan, por lo que si aprovechas para echar al tonto de tu proyecto, mejor que mejor. Si no, te arrepentirás. Sufrirás y harás sufrir. No lo hagas.

En cuanto a los clientes, cada uno es como es. Pero a mí el que más ternura me produce es el megahiperocupadísimo que nuca tiene tiempo para nada. Porque es un desgraciado. La gente ocupada de verdad siempre tiene tiempo. Porque se organizan perfectamente y hacen millones de cosas. Y en mi opinión, esa especie de ocupación absoluta de tantos y tantos directivos no es si no, por un lado, fruto del desorden absoluto y por otro lado, de una postura infantiloide de moda en nuestra España actual, por la que si parece que estás muy ocupado, pareces importante. Y es una estupidez. Una más. El acceso a puestos de responsabilidad de personas sin educación, sin formación y con exceso de soberbia es una lacra.


También hace alusión a la necesidad de que el consultor conozca a fondo la empresa a la que se debe. También, asegura, y coincido con usted, en que jamás por mucho que un consultor se empape o recopile información de una empresa sabrá completamente como es. Habla de que cada persona es un mundo, y que se ha de tener en cuenta. Pero permítame resaltar la mención que hace sobre Miguel Gil Moreno, corresponsal de guerra en Sierra Leona, que murió informando el 23 de mayo del 2000 al que usted conoció

Miguel era un abogado de Barcelona que en 1993 decidió dejar su carrera profesional e irse con su moto a los Balcanes y hacerse corresponsal de guerra. No puedo describir lo que vio Miguel y otros corresponsales de guerra sobre la miseria humana. Pero sí transcribir lo que dejó escrito. En un entorno donde los muertos y los que sufrían descarnadamente se contaban por miles (Sierra Leona y antes Chechenia, Sarajevo, etc.) el día antes de morir asesinado en una carretera de Sierra Leona escribió en su agenda: “Cada dolor es único, por las más sobrenaturales razones”. Esa frase resume una concepción de la persona – única e irrepetible -, una concepción del sufrimiento y del dolor y, desde mi modesto punto de vista, una concepción trascendente de la persona, del sufrimiento y del dolor. Sé que interpretar lo que está escrito en una situación que no puedo ni imaginar es una temeridad. Pero a mí me ha servido de mucho personalmente. Y, desde luego, la traducción de ese pensamiento al mundo “normal” debe ser realizada por cada cual. Aunque sea una obviedad, toda persona es igual en dignidad, sea el Consejero Delegado de Iberdrola o la mujer violada en Sierra Leona.

¿Qué es para usted un funnel en condiciones? Muchos ni saben lo que es un funnel...

Funnel: embudo. Es de las pocas palabras en inglés que utilizo, quizá porque embudo en español no queda bien… Pero la imagen es muy descriptiva. Por la parte ancha del embudo entran las cientos de gestiones de venta que tienes que hacer como consultor si es que no te quieres morir de hambre, que se van cociendo lentamente y acaban saliendo como pedidos en la parte inferior. Mantenerlo en condiciones significa sin más el tener siempre a punto de cierre un % de las gestiones que son las que te permiten cumplir tus objetivos y, por tanto, mantener tu empresa, tus trabajadores y tus accionistas contentos. O sea, trabajar para tener mucha gestión de venta viva. Ese es el principal trabajo del consultor.

¿Se le puede decir a un cliente NO? ¿Cómo aconseja usted que el consultor lo haga sin que este se vea agredido o menospreciado?

Al cliente se le puede decir que no, por supuesto. Pero mejor hacerlo en precio. A no ser que simplemente te ofenda antes de empezar o que no veas claro el que puedas desarrollar un trabajo óptimo en la empresa. En esos casos más vale no empezar. Yo no he dicho que no muchas veces, pero sí alguna. Sobre todo cuando el perfil del cliente, por su educación o sus irreales expectativas, lleven a que hagas lo que hagas, fracases. El consultor no es un ser contratado para hacer el trabajo sucio. El consultor es un profesional cualificado en un área específica que aporta valor añadido en forma de soluciones e implantación de las soluciones. Si no se quiere esto y se pretende utilizarlo o manipularlo, no se contrata un trabajo de consultoría. Se contrata otra cosa. Y, aunque estés muy necesitado de pedidos, lo mejor es decir que no.

Sonreía mientras leía su libro, -de hecho considero que se da mucho-. En su libro relata cómo son aquellos consultores que van a las reuniones de los clientes como si estuviesen enterados de todo el sector y lo supiesen todo y más... ¿Qué piensan de ellos?

Yo los llamo toderos. Y digo que son la versión fashion de los mendigos de antaño. Pobres. Necesitan vender como sean y caen en el ridículo más absoluto. Porque afirmar que se sabe de todo en la empresa es manifestar sin ningún pudor una estupidez sin límite. Hoy la empresa (siempre ha sido así) es una organización de una extraordinaria complejidad y especialización en cada una de sus áreas. Así, si ya es atrevido decir que uno es especialista financiero (¿en qué tipo de finanzas?), mucho más atrevido es decir que uno es especialista en TODO. Decir eso supone que el cliente cierre las esclusas inmediatamente. Pueden vender algo si por casualidad caen bien al cliente, pero lo que es seguro es que no harán un buen trabajo, La consultoría requiere especialización. Y honradez. Pero sobre todo, especialización. Y no creo que les importe mucho la imagen. Si no, se especializarían…

"Adjunto presentación con slides de manera que me puedan enviar unos bullet points sobre aquello que les resulte más importante de manera que podamos tener un feedback de lo que opinan sobre el proyecto que está ongoing” ¿Qué opinión le merece un consultor español que utiliza vocablos en inglés cuando habla con un cliente?

Pues que si a eso suman el consabido y hortera ASAP -“as soon as posible”- ya han conseguido el postrer alarde pirotécnico de business consulting, o sea, decir lo menos posible de la forma más complicada posible. Al mundo de la consultoría -y al mundo en general- le sobran adjetivos y anglicismos y le falta claridad. Y seguro que hay gente que compra eso -yo no conozco muchos- pero el consultor está para ayudar al cliente, no para enseñarle inglés ni para demostrarle lo bien que ha aprendido el manual de producto. En el DRAE hay suficientes palabras como para poder explicar lo que haces en español y que se entienda. FYI…

¿Considera que el trabajo en equipo es importante? ¿Qué opina sobre la motivación en el trabajo?


El trabajo en equipo, con un objetivo concreto, con una composición del equipo adecuada, con una dirección eficaz y un seguimiento correcto es una herramienta poderosa. Por contraposición, el trabajo arrejuntados sin responsabilidades, dirección ni seguimiento es una pérdida de tiempo. El primero motiva, integra y da resultados, El segundo provoca lío, ineficacias y desmotiva.

Todos tenemos ejemplos claros de reuniones eternas, caóticas, sin control ni conclusiones que lo único que hacen es consumir recursos y minar la moral de la tropa.

¿Qué pautas puede darnos a los consultores para poder ser transgresores, ser imaginativos a la hora de entregar cualquier plan o proyecto?

Decir honradamente nuestra opinión. Previamente meditada y enriquecida con algo de creatividad. Dentro de un orden. Hay que tener en cuenta que los que te contratan no son muy amigos de las sorpresas, así que cualquier solución aderezada con dosis de creatividad debe ser o prevalidada con el cliente o ser sorprendente dentro de un orden. La transgresión en nuestro oficio debe ser pactada.

Equilibrio entre honradez, creatividad y prudencia. No es fácil. Por eso consultor no lo es cualquiera…


PREGUNTA RESPUESTA


Persona a la que admira: Muchas. Aquellas de las que aprendo, o sea casi todas.


Un deseo: En general, la protección de la familia.


Un lugar donde relajarse: cualquiera con mi familia.


Virtud que ha de tener todo profesional: honradez y perseverancia. Por ese orden.


Algo que valora: la honradez y la perseverancia.


Algo que detesta: la estupidez.



¿QUÉ LE VIENE A LA CABEZA CUANDO MENCIONO...?


Familia: Fundamento.


Terrorismo: Deleznable cobardía.


Implicación: Imprescindible en la vida.


Solidaridad: Versión light y progre de una virtud cristiana: la caridad.


Emprendedor: Imprescindible si queremos salir de la crisis de valores (¡ah, y de la económica!).

lunes, 13 de septiembre de 2010

"En memoria de los asesinados"

Escribo este post para pedir disculpas a todas aquellas personas a las que les llegó por RSS o leyeron el anterior post que escribí bajo el nombre “En memoria de los asesinados”. Para quienes no llegaron a leerlo, mezclé unos datos del 11S con los del 11M dado que quería tratar ambos temas.

Podría escurrir el bulto, pero estoy orgullosa de no ser así, mi moral, de la cual hasta el momento estoy muy orgullosa, y no voy a decir que me disculpéis la “poca modestia” dado que así es, no me habría dejado.

Entre otras razones, tampoco escurro el bulto porque me tomo muy en serio la información, y el valor que esta tiene en sí, y más aún si cabe, el tema del terrorismo.

Disculpas a mis pocos pero fieles y en ocasiones aduladores seguidores, y a todos aquellos que leísteis el post; que como veis hoy ya no está dado que una persona de confianza que sí podía conectarse me lo eliminó a las dos horas de haberlo escrito tras percatarme del error.

Goethe dijo en una ocasión que “el único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada” y Cicerón que “de hombres es equivocarse y de locos persistir en el error”. Me acojo a sus palabras y pido disculpas. Asumo mi error y pido disculpas por la confusión de datos. Más, porque este no es cualquier tema, sino un tema al que tengo mucho respeto; por estar a mil cosas, no puse todos mis sentidos, de ahí mi despiste, pero os puedo asegurar que sí todo mi corazón, y mis sentimientos.

Antes de ayer, sábado, 11 de septiembre, se cumplían nueve años, del atentado terrorista perpetrado por los asesinos de Al Qaeda. Fueron 2.992 los asesinados, y 24 los desaparecidos. Pues bien, con motivo de este “aniversario”, quería mostrar, y vuelvo a mostrar mí apoyo con este post a todos aquellos familiares o personas que perdieron en ese fatídico día a sus seres queridos. Esta célula terrorista, acabó con los sueños, ilusiones y lo más bonito y hermoso que existe: la vida, de casi 3.016 personas inocentes, y dejó con secuelas de por vida a los supervivientes, a los que acudieron a rescatar a las personas atrapadas en las torres gemelas y a sus familiares.

“Terrorismo”. Palabra “sin sentido” para mi. No logro sacarle lógica alguna, no hay nada que lo justifique.
Una vez mientras hablaba con una reconocida periodista a la que admiro, le pregunté que qué explicación le daba al terrorismo. Me contestó: “ninguna, los terroristas son asesinos, y ser asesino no tiene sentido alguno”.

Con este post con motivo del 11S, el viernes pasado al escribirlo, me venían a la cabeza todas las víctimas asesinadas por la banda terrorista ETA, me era imposible no acordarme de ellas, de sus familiares y más ante la situación que se vive ahora en el País Vasco con la retirada de algunos escoltas y los cantos de sirena al ejecutivo para que los asesinos estén en las urnas. En primer lugar, me acordé de las víctimas afectadas y asesinadas por ETA, porque todo acto terrorista es terrorismo, acontezca donde acontezca, y en segundo lugar, porque pude sentir el dolor de manera muy directa y mi impotencia por no poder hacer nada mientras conversaba con un familiar al que los asesinos de ETA le arrebataron a tres familiares.

Por ello, como periodista que soy, como ser humano que soy, quería contribuir con este humilde post, a mostrar mi solidaridad y mí apoyo a todos los familiares que han perdido a sus seres queridos. A todos nos duele, para todos pasan los años, pero ese dolor solo se siente cuando a uno le ha pasado, y los años pasan más lentos cuando no tienes a tu lado a personas que se quedaron sin sus sueños e ilusiones porque los asesinos de ETA decidieron acabar con ellos.

Quería mostrar también, mi admiración a todas aquellas personas que luchan día a día por defender los valores democráticos en el País Vasco a cambio de nada, y a un precio muy alto: poner en riesgo su vida. A aquellas personas que pierden su libertad por tener que ir con escoltas para defender la libertad de todos nosotros.

Gracias a todos. Gracias Regina Otaola, eres valiente y has hecho muchísimo por Lizartza, por los valores democráticos y por la libertad, gracias Nerea Alzola, gracias María San Gil, gracias a todos. No sigo: la lista sería interminable.

A colación de este tema: cautela ejecutivo, cautela resto de partidos políticos. No hay tregua que valga, solo estar en las urnas. No a concesiones ni cesiones, los asesinos piden para dar tiros. No a la negociación con los que asesinan desde hace cincuenta años. No al diálogo. La única solución para el fin del terrorismo es la entrega de las armas y el arrepentimiento de por parte de los asesinos.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Profesionalidad, valor informativo, y pluralismo asegurado

Al hablar de "Profesionalidad, valor informativo, y pluralismo asegurado" hago alusión a las nuevas generaciones de jóvenes periodistas, alusión a profesionales de los medios, que, pese a su juventud, nos dejan atónitos a más de uno por el “valor añadido” y destreza que aportan ante las cámaras, micrófonos de radio o sus escritos. Jóvenes que ávidos por saber, conscientes de que el periodismo es reciclaje, han ido cultivando y consolidando su buen hacer gracias a mucho esfuerzo y dedicación como profesionales.

Hoy en este post quiero destacar a tres. Ellos, y hablo con conocimiento de causa, tienen algo mucho más importante en común. Además de ser "grandes en su profesión" compatibilizan, y muy bien, ser grandes y reconocidos profesionales con ser "grandes personas".

Su humildad como personas, el respeto por sus compañeros con indiferencia de su ideología, y su profesionalidad, nos garantizan a todos los ciudadanos, que perdure el respeto por los valores, el pluralismo, y el derecho a que los ciudadanos estén informados. Gracias a ellos, debido al respeto que les caracteriza, la libertad a opinar y a expresarse libremente seguirá consolidada.

Alfonso Merlos

Subdirector de Así son Las Mañanas, en la COPE. Colabora en prensa como analista de política internacional en La Gaceta y en televisión como analista del programa La Vuelta al Mundo , en Veo 7.




Carlos Cuesta

Tertuliano de Es la mañana de Federico y Es la noche de César. Colaborador de Economía para todos. Carlos Cuesta. Redactor jefe de El Mundo y Presentador de La Vuelta al Mundo en Veo 7.




Roberto Santamaría

Compatibiliza su trabajo como Jefe del Gabinete de Comunicación de la Secretaría del Delegado del Gobierno de La Rioja y participa como analista en La Vuelta al Mundo en Veo 7.



Soy más que consciente al dedicar este post a estos tres jóvenes y grandes profesionales de que no todo el mundo compartirá mi opinión, pero también decir que soy muy consciente también de que son muchos más los jóvenes profesionales que hay tanto delante de las cámaras o los micros como detrás. No obstante, dado que sé que son unas grandes personas a la vez que grandes profesionales, quería publicar este post reconociendo su profesionalidad y su extraordinaria personalidad.

martes, 7 de septiembre de 2010

"Así fue" "Así son las Mañanas" de la Cadena COPE




Comenzaba ayer Ernesto Sáenz de Buruaga con un gran reto. Por muy profesional que uno sea, por muy profesional que sea el equipo del que un comunicador como Ernesto Sáenz de Buruaga se rodea, no nos engañemos, comenzar un nuevo matinal en una cadena como "La Cope" no es nada fácil, "la audiencia es muy exigente".

Ernesto Sáenz de Buruaga, comenzaba el programa asegurando que lo comenzaba con ese “nudo en el estómago” y “hormigueo” que se siente cuando se comienza un programa nuevo como lo es "Así son las mañanas" mientras recordaba su etapa profesional en radios como cadena ser, antena 3 radio, entre otras de las cuales aseguró haberse llevado muy gratos recuerdos …

Reconozco que soy admiradora de Ernesto Sáenz de Buruaga, y casualmente también de Alfonso Merlos, pero precisamente por ello, por serlo, quise ser muy objetiva a la hora de seguirles en su primer programa. Lo siento, pero "no me defraudaron". Bordaron las mañanas de la Cope. Ernesto transmite naturalidad, transparencia, coherencia y humildad tras el micrófono, es decir, casi se deja tocar a través de las frecuencias de la radio.

Claro, conciso, entradilla sobre la supuesta tregua de ETA, preguntas al vuelo lanzadas por Ernesto, y tras ello, paso a Alfonso Merlos. "Así son las mañanas" según comentaba Ernesto Sáenz de Buruaga pretende que los oyentes sean "los propios protagonistas de sus relatos". "Así son las mañanas" busca algo más que informar, busca la opinión de los oyentes, la opinión de expertos sobre temas de actualidad como con los que contó ayer: Pedro J. Ramírez, María Antonia Trujillo, Isabel Durán, Antonio Pérez Henares y Luis del Val entre muchos otros. Entrevistas a personajes de la actualidad política como la realizada a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y hoy a Mariano Rajoy (ahora estoy escuchándola).

"Así son las mañanas" nos hizo también esbozar sonrisas, nos hizo muy amena la mañana, así lo hizo Andrés Aberasturi o Enrique Rojas durante su tertulia ¿Existe el estrés postvacacional? ¿somos hipocondriacos?. Esto y mucho más en "Así son las mañanas", no solo en manos de profesionales, sino en manos de personas que saben lo que es trabajar día a día por dar la información más veraz y lo mejor posible buscando la perfección.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Así son las mañanas comienza este lunes de la mano de Ernesto Sáenz de Buruaga

Este lunes día 6 de septiembre, Veo7 comenzará a emitir en directo el programa “Así son las mañanas” que dirigirá y presentará Ernesto Sáenz de Buruaga en la cadena COPE. Los espectadores de la cadena de Unidad Editorial podrán seguir el programa de lunes a viernes, desde las 08:30 y las 10:00 horas.

En esa franja horaria, se emitirán entrevistas a los principales protagonistas de la actualidad así como el análisis de varios especialistas y profesionales como Alfonso Merlos entre otros.

Asimismo, con la integración de las redes sociales en ‘Así son las mañanas’ entre los objetivos marcados por la COPE destaca tender un puente siempre abierto entre el programa y sus oyentes. El segundo, crear una complicidad entre esos dos lados del puente, y el tercero, abrir una ventana de comunicación interactiva, instantánea y permanente según comenta Alfonso Merlos en su blog: "las 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año”.

El cuarto objetivo, aportar un valor añadido a lo que se escucha en el dial. El quinto, intercambiar valoraciones y cruzar impresiones de manera que se pueda enriquecer el programa.

Para todos aquellos que queráis estar al tanto de las previsiones sobre el programa, el desarrollo en tiempo real y los comentarios de lo que va ocurriendo día a día estas son las cuentas de twitter de estos dos grandes profesionales que nos acompañarán por las mañanas.

Ernesto Sáenz de Buruaga: http://twitter.com/buruagacope

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Síndrome postvacacional ¿Existe?

Hay muchas “opiniones”, y como no, todas respetables, sobre el síndrome postvacacional, de hecho, se debate sobre si realmente existe o no. Según una encuesta de RRHH Digital el 22% de los trabajadores es un invento de los más perezosos, un 62% (más de 9000) afirman no haberlo sufrido nunca, mientras que el otro 22% asegura padecerlo todos los años.

Alejandro Pe, socio director de Gestlento afirma estar conforme con la opinión que tiene un 22% de los encuestados sobre el síndrome postvacacional y suscribe que "por supuesto que es un invento de los vagos. No existe ni ha existido nunca el síndrome postvacacional. La vuelta al trabajo es algo natural y parece incomprensible que los trabajadores declaran que lo padecen".

Por su parte, Ángeles Alcázar responsable de Recursos Humanos de Iberdrola, opina que "todo depende del período vacacional que se tome el trabajador. No es lo mismo descansar una semana que un mes entero. La desconexión a los proyectos pendientes, al horario, a las responsabilidades, cuando te marchas cuatro semanas es mucho mayor. De todas formas, pienso que el llamado síndrome postvacacional se queda en una mera conversación entre trabajadores y sólo en eso, en una mera conversación. También nos cuenta meternos de nuevo en el traje, la chaqueta y los zapatos, pero en cuanto llevas unas horas ya nos hemos adaptado".

Desde mi punto de vista, el síndrome o estrés postvacacional no existe. Lo que existe es el estrés en sí. La persona que ha estado de vacaciones durante un tiempo, sea corto o largo, ha estado desestresada, despreocupada de posibles problemas que conlleva su trabajo, sin responsabilidades laborales, sin presiones, y la vuelta a “cualquier situación” ya sea “laboral” o no, que implique estrés, presión o responsabilidades importantes no se lleva bien y hace que el día anterior nos encontremos peor que un niño pequeño antes de la vuelta al cole.
Tengo un amigo que me decía que no siente estrés postvacacional. "Que ve algo normal volver de las vacaciones a su trabajo, que no le importa porque le gusta”, pero que sin embargo, lo que le hacía tener ese “estrés” post vacacional, no era realmente el “volver a trabajar”, sino el volver a trabajar “en las circunstancias en las que volvía”, malos rollos dentro de su departamento, superiores autoritarios y despectivos que no le motivaban pese a su valía, etc.

Cuando me lo comentó le di la razón. Realmente no es el trabajo lo que te puede estresar a tu vuelta de vacaciones, sino los factores que rodean a esa vuelta, y esta puede ser desde “un mal ambiente de trabajo”, o cualquier tipo de situación que haga que el trabajador no se sienta a gusto, pero no en concreto el desempeño del trabajo en sí.
Related Posts with Thumbnails