martes, 26 de octubre de 2010

No nos despistemos

Primero el Alcalde de Valladolid, con sus nada justificados insultos a Leire Pajín, luego los improperios nada ejemplarizantes al ex ministro de Exterior, Miguel Ángel Moratinos, a través del escritor y académico Arturo Pérez-Reverte, a través de su cuenta de Twitter; ayer las declaraciones de José Blanco sobre "el plumero de Rajoy"...

Resultado: Casi todos los medios obvian lo más importante y se hacen eco de los insultos, improperios e insinuaciones de estos tres señores... No caigamos en la trampa. Una cosa es dar la noticia, y tratarla, y otra muy distinta, es hacer un análisis exhaustivos durante horas y horas sobre estos hechos aislados. ¡Hablemos de lo que verdaderamente es importante para el bien de España!


Tratemos en los medios de comunicación lo relevante, lo que en realidad le preocupa a la sociedad: que en España hay casi cinco millones de parados, que aún no hemos visto propuesta alguna tras el cambio de Ministros. Hablemos de los presupuestos generales, del Ministerio de Interior y de las concesiones que lleva haciendo desde hace dos años a los presos etarras; de las supuestas trabas que pone a las Asociaciones de Víctimas del Terrorismo para esclarecer ciertos hechos como es el protocolo de actuación de los tedax durante el 11M.


Hablemos también sobre la principal oposición: sobre el Partido Popular, planteemosnós si deberían aportar más. De nada nos sirven sus quejas después de lo que acontece, los ciudadanos queremos una oposición proactiva, una oposición que ponga el parche antes de que se haga el agujero, una oposición que no se aproveche de los rotos para ganar adeptos...


Queremos una oposición que no se duerma en "sus laureles". Una oposición que no se "amodorre", que no se apalanque en el discurso de siempre.


Tal y como apuntaba Pedro J.Ramirez, vamos hacia la INVOLUCIÓN...


Pensemos que en este mundo debemos construir y no destruir.


2 comentarios:

  1. Tenemos una clase política que, en casos, se insulta y nos miente, ademáis de administrar mal el país y ponerlo al borde de la quiebra.
    Es por eso que ha llegado, debería haber llegado hace tiempo, la conciencia de que es la ciudadanía la que debe marcar los tiempos.
    Ya digo, con la clase política casi siempre desprestigiada, es urgente su jubilación.
    Un saludo, Xesús.
    Vinculo mi blog al tuyo para así tener conocimiento de nuevas entradas.

    ResponderEliminar
  2. Debe existir algún filtro que me impide adherir mi blog a tus seguidores.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails