martes, 5 de octubre de 2010

Democracia busca militantes de cualquier ideología para integrar partidos políticos. Requisitos: vocación y compromiso social.

La democracia está avisando día a día en silencio, no en los anuncios de ofertas de trabajo, sino con cada uno de los hechos que acontecen en nuestro país, una demanda de "militantes con vocación y compromiso social". Estos, junto a otros requisitos como la dignidad y la moral es lo que pide la democracia para consolidar su significado y hacer que su valor perdure.

Hablamos desde hace ya tiempo de "crisis económica", y ahora, todos o casi todos hacemos alusión a que esta crisis "tenía que estallar" en algún momento porque venía de atrás, de años atrás.

No me gustaría, que en el caso de los valores democráticos sucediese lo mismo. Que cuando hubiese una desaceleración de la democracia, se dijese que "ya venía de atrás" y que "se veía venir". Preocupémonos ahora, seamos corresponsables y evitémoslo.

El problema que tiene hoy España a mi juicio es que la mayor parte de sus partidos políticos carecen de una democracia interna; tienden a la endogamia, tienden a superponer sus intereses partidistas a los del "pueblo", al los intereses de los ciudadanos, ciudadanos a los que se deben.

Su situación se encuentra en un círculo vicioso en el que la mayor parte de los militantes, "hoy" entre ellos nuestro presidente del gobierno, entran en los partidos políticos "por negocio", sin vocación alguna o compromiso.

Espero que no se me malinterprete, considero que hay muchos y válidos políticos en la actualidad, políticos comprometidos que velan por los interes de los ciudadanos consolidando la democracia, pero por desgracia, cada vez son menos, y señores, esto me aterroriza: no quiero ni me gustaría, que dentro de varios años se diga "que esta crisis interna en los partidos de no respeto de los valores democráticos venía de antes". Pongamos soluciones ya.

Cuidemos la independencia de los tres pilares de la democracia, la separación del poder administrativo, ejecutivo y judicial. Pido reflexión a los partidos, pido que se tomen medidas para evitar que con sus actos, la democracia se desvirtúe.

La solución es difícil, de hecho he de admitir que no he encontrado ninguna por el momento, la única vía, que considero, podrá evitar que algún día hablemos de la "recesión" de los valores democráticos, es que cada uno de los partidos hagan una reflexión y realicen un esfuerzo por recuperar su compromiso político.

2 comentarios:

  1. Sí señor. Estoy contigo. Magnífico artículo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me sumo a este blog. Felicidades por este artículo.

    Un abrazo,

    Sara Ibáñez

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails