viernes, 24 de septiembre de 2010

¿Ir a la huelga general del 29 de septiembre?

Casi cinco millones de parados en España según la EPA (medidor aceptado a nivel internacional). Un millón y medio de familias españolas con todos sus miembros en paro, y un millón de personas que ya no cobran prestación por desempleo. Cifras de encuesta de población activa, cifras y más cifras, pero no, no son cifras, no olvidemos que son personas y tras cada persona, un día a día, una historia.

Con motivo de esta problemática que se está viviendo en nuestro país qué mejor que acudir a una de las oficinas del INEM para ver de cerca la realidad de parte de estas personas que son cifras.

Conforme me acercaba a la oficina del INEM ubicada en Clara del Rey, al pasar por Avenida de América -donde se encuentra "LA CASA DEL PUEBLO" según reza la fachada de la sede de UGT-, me resultó paradójico e incluso "vergonzoso" , ver una pancarta que cubría en altura todo el edificio "animando" a que los trabajadores se uniesen a la huelga general convocada por los sindicatos el próximo 29 de septiembre.

¿Las razones? Paradójico que ahora, cuando los sindicatos han tenido oportunidades de defender los "derechos de los trabajadores" tengan la poca vergüenza de colgar este cartel, y más, a escasos metros de una oficina del INEM a la que fui, y a las 08:00h, una hora antes de su apertura, ya se había formado una fila de algo más de medio centenar de "personas", que no cifras.

Vergonzoso "doblemente" porque no me cansaré de decirlo, "un panadero se dedica a vender pan, y punto", pero tanto el ejecutivo, que ha de velar por los ciudadanos, y en este caso los sindicatos, que han de velar por los derechos de los trabajadores, no lo han hecho hasta que no se han visto en otra.

Que me diga alguien qué han hecho durante la crisis y recesión los sindicatos y cuál es el ejemplo que dan... el ejemplo del ejecutivo lo dejo para otro día... aún estoy esperando que la contención de gastos se proyecte en ellos y no solo en los ciudadanos.
El ejemplo de los sindicatos... aquí va... En el caso de UGT, sede en la cual la pancarta casi abarca toda la fachada, "SU" convenio colectivo que estará en vigor hasta el cierre del 2011, garantiza subidas salariales este año y el próximo superiores al 1,75% sin sumar el objetivo oficial de la inflacción del 2%. ¿Cómo puede confiar un trabajador que ve congelado su salario, que ha sido despedido en estos sindicatos "que les representan" cuando no han movido un dedo desde que comenzaron ERES y despidos o congelaciones salariales? ¿Qué ejemplaridad ve un trabajador en un sindicato que "le representa" y mientras "le representa" le está restregando en su propia cara, que "así es la vida" y "ellos si tienen subida salarial hasta 2011?.

El caso de CC.OO es similar, no solo se han subido el sueldo, sino que han pactado un incremento del 0,25% adicional a la inflacción.
Considero que la crisis no viene solo porque nos creyésemos estar viviendo en un mundo de luz y de color cuando el boom de la burbuja inmobiliaria, la crisis viene, y seguirá a peor, porque desde hace tiempo existe una "crisis de valores" dentro de aquellos que nos representan, tanto del ejecutivo como de los sindicatos.

Tras este inciso, seré breve, pero dejo en este post algunas declaraciones de apoyo que las personas que estaban haciendo cola en las oficinas del INEM, me hicieron. No aparecen los nombres, tan sólo las iniciales, inclusive, aunque me hubiesen dicho que les daba igual que apareciesen tanto sus nombres como apellidos, no los hubira dado, creo, y más tras vivir tan de cerca esta realidad y los sentimientos que acompañan a cada uno de ellos, que no es plato de buen gusto tener el cartelito de "quiero trabajar pero estoy en paro".

Para que os hagáis una idea, la mayor parte de las personas que formaban la cola eran personas que superaban los 45 años; luego una gran parte, aunque menor de gente joven. Me acerqué a un hombre vestido de traje, se encontraría entre los diez primeros del casi más de medio centenar de personas que se encontraban una hora antes de la apertura de las puertas del INEM.

No tuvo reparos en contestarme a la pregunta que le hice: edad, razones de desempleo y como se sentía, -tenía mis dudas: era una situación muy delicada la que trataba para este reportaje. E.S, un hombre de 53 años había trabajado toda su vida en una gran empresa, por la crisis hubo reducción de personal, y le tocó a él. Me comentó que era una situación muy dura, tanto a nivel psicológico como profesional: "dedicarte toda una vida a tu trabajo y verte en esta situación es frustrante. Tengo mujer e hijos, jamás habíamos pasado por una inestabilidad económica, pensé que jamás nos pasaría, y hoy como ves estoy aquí. Lo peor, que a mi edad ya no me contratan".

M.D fue la siguiente persona a la que le pregunté que si podía tomarle una declaración para mi artículo. Nuevamente me sorprendió que se prestase. Su edad 37 años, profesión que había ejercido durante 3 años, "profesora de inglés". "No pensaba que me sucedería pero la academia donde trabajaba comenzó a ir mal y hubo despidos. Tengo esperanzas de que por mis años de experiencia y ser nativa, dado que el inglés está muy demandado en las empresas pueda encontrar pronto trabajo. Si no, clases particulares hasta que encuentre empleo, no queda otra".

C.C, también estaba en la cola, 31 años, era administrativa de una gran empresa y la despidieron. LLevaba dos años trabajando allí. "Aquí estoy, con todos los papeles, y disgustada. Estudios, buena gestión en mi trabajo, y no ha quedado otra que despedirme. Éramos muchos dentro del departamento de administración, pero eso no quita para que te sientas mal ¿qué culpa tengo yo? ¿acaso no he cumplido con mi empresa? ¿acaso no me he preparado? No sirve de nada lo que hacemos, sé que tengo que echar curriculums pero estoy muy desanimada".
Todo mi apoyo y ánimo a los parados de corazón.

4 comentarios:

  1. Buenísimo artículo. Felicidades. Como sabes yo tengo una empresa, y no voy a ir a la huelga y el resto de mis empleados, con los cuáles traté el tema con confianza, tampoco irán. Es una verdadera vergüenza como comentas que ahora, tras no haber hecho nada cuando se perdía empleo, como tú comentas, "personas" perdían su empleo por la crisis ahora hagan "el paripé". Nuevamente felicidades por el reportaje y por el apoyo de el testimonio de esas personas que como comentas no son cifras, sino personas que tienen una historia detrás y un día a día...

    Un abrazo,

    Javier

    ResponderEliminar
  2. he ido a trabajar. Nuestro país no merece que hoy tenga pérdidas económicas por el hecho de que a los sindicatos AHORA se les antoje por interés esta huelga cuando no han hecho nada pudiendo evitar algunos despidos. CCOO y UGT NO ME REPRESENTAN. Los españoles merecemos un ejecutivo mejor y una representatividad sindical en condiciones ¿utopía? sí, pero no deja de ser lo que debería tener que ser.

    J.P

    ResponderEliminar
  3. No he ido a la huelga, sino a mi trabajo. Es y ha sido una huelga sin sentido, como lo son los sindicatos en la actulidad.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails