lunes, 9 de agosto de 2010

Entrevista a Roberto Santamaría, gran profesional y persona

Roberto Santamaría estudió Filosofía y Letras dentro de la especialidad de Historia por la Universidad de Deusto, y Comunicación Audiovisual en la Universidad del País Vasco. Actualmente trabaja como contertulio en los debates de “La vuelta al mundo” compaginándolo con su trabajo como Jefe de Comunicación de la Secretaría del Delegado del Gobierno.

Amante de la ópera y de la música clásica, Santamaría estudió hasta cuarto de piano; devora libros: le gusta leer ensayos; dice que le permiten profundizar más en los temas.

Me dirigía hacia la entrevista, iba con muchísimas ganas de entrevistarle y de conocerle personalmente. Le seguía desde hace tiempo en los debates de “La vuelta al mundo” de VEO 7, desde el primer día me sorprendió su inteligencia pese a ser tan joven, el gran respeto que siempre tiene para sus compañeros de profesión pese a que en ocasiones le faltasen. Creo que el periodismo y ha de ser así, constructivo , donde en debates se traten las perchas de actualidad, pero siempre sin insultar por el mero hecho de ser de una ideología o de otra.

Habíamos quedado en una cafetería cercana a donde le recogería un coche para trasladarle al programa de “La vuelta al mundo”. Cuando llegué, allí estaba, tal y como me lo imaginaba, con sus fichas sobre la mesa, repasándolas… Tildaría a Roberto Santamaría como un buen profesional y un gran pensador. Como persona: humilde, perfeccionista, respetuoso, muy inteligente y accesible.


Comienza la entrevista…

Roberto Santamaría, gran Profesional e intuyo que “gran pensador”… ¿puede contarme algo más sobre cómo es Roberto Santamaría en persona?

Gracias por lo de gran profesional, pero me queda mucho por aprender: “soy un niño todavía”. Nací en Miranda del Ebro, y tengo un hermano. Me gusta estar con mis amigos. Disfrutar de su amistad y de su presencia, pero mi trabajo no me lo permite tanto como me gustaría.


Roberto, he de decirle que le considero “un erudito” para la edad que tiene. Me da la impresión de que has leído millones de libros… En los debates siempre aportas algo que muchos otros compañeros tuyos no aportan: datos económicos, etc. Siempre aprendo algo contigo…


Gracias por tus palabras. La verdad es que no te voy a negar que leo muchísimo. No me gustan las novelas, prefiero los ensayos dado que me permiten profundizar más en todos los temas. La profesión de periodista es muy exigente y para estar preparado hay que documentarse, estudiar y leer mucho. Creo que como el médico o el abogado, el periodista ha de estar estudiando toda la vida. Trabajar en un programa en directo, no requiere el mismo esfuerzo que escribir una columna de opinión. Por lo general, las tribunas de opinión puedes redactarlas tranquilamente durante un día, borrar y rehacer. Tampoco requiere lo mismo la radio donde puedes tener un portátil y consultar cualquier duda en el ordenador mientras estás en directo.

Un programa en directo en televisión , y más como es “La vuelta al mundo” donde se opina y en el que hay opiniones enfrentadas requiere mucho tiempo privado para poder documentarte previamente y hacer tus fichas sobre los temas que se van a tratar. También ser ágil mentalmente para debatir asuntos al igual que hacen tus compañeros.

Pese a todo, pese a lo que considero exige mi profesión intento sacar siempre que puedo un hueco para poder disfrutar lo máximo de mis amigos, amigos que no son de la profesión porque de no ser así me aburriría: prefiero que me cuenten otras cosas de la vida.


Pese a su juventud posee una amplia trayectoria profesional. Redactor en Tele 7 Barakaldo, Radio Euskadi, Radio Televisión Española, Antena 3 País Vasco, Hit Radio y ahora le vemos como tertuliano en “La Vuelta al Mundo” en Veo Televisión. ¿Cómo fueron sus comienzos?


Realmente estoy en la profesión por un cúmulo de cosas, por mi abuelo; por todo lo que me inculcó, y por lo mucho que seguía a Ernesto Sáenz de Buruaga como periodista. Comencé a estudiar Filosofía y Letras pese a siempre haber querido estudiar periodismo, pero aquel año, cuando quería matricularme, me dijeron que estudiar periodismo en la Universidad del País Vasco no era del todo aconsejable porque luego ser periodista era muy difícil.


Y qué hicieron en concreto tanto tu abuelo como Ernesto Sáenz de Buruaga para que desde joven quisieses ser periodista?


Tanto Ernesto como yo nacimos en Miranda del Ebro, y mi abuelo trabajaba como conserje en el portal en el que vivía. Como es obvios siempre que estaba con mi abuelo veía a Ernesto Sáenz de Buruaga cuando iba a estudiar; luego, cuando empezó a ejercer el periodismo desde muy joven también.


Cada vez que Ernesto pasaba por el portal, y yo estaba con mi abuelo, él siempre me metía el gusanillo en el cuerpo y me decía:. “¡mira, mira, ese señor es periodista!”. También lo seguía cuando trabajaba para la 2 presentando “Quién Sabe Dónde”, -pocas personas recuerdan que antes de ser presentado por Paco Lobatón, lo presentó Ernesto Sáenz de Buruaga -. Por eso creo que parte de todo lo que me comentó mi abuelo sobre Ernesto, y el haberle seguido desde joven contribuyó a que me dedicase a la comunicación. Creo que me orienté a la profesión por él.

¿Cómo y cuándo comenzó a trabajar como contertulio en “La vuelta al mundo?


Si te soy sincero, por casualidad. Estuve trabajando como presentador en la cadena de televisión de la Rioja para luego participar en un programa de opinión de la misma cadena.
Hubo una persona que me seguía, y que creía que valía como contertulio de televisión y que podía aspirar a participar en “La vuelta al mundo” en Veo 7.

En el mes de agosto, casualmente, cuando había viajado a Madrid para ver “Las bodas de Fígaro” en el Teatro Real, me llamaron para que participase en el programa porque les faltaban colaboradores.

La verdad que cuando me lo propusieron no estaba convencido; me entró el miedo. Iba a trabajar con personas que tenían una ya consolidada y sólida trayectoria profesional. También porque no es lo mismo trabajar en una cadena autonómica como hasta el momento había hecho, que en una nacional. Pero lo comprendí.


Parece que no solo les gustó, sino que les convenció. Desde entonces, no ha parado de participar semana tras semana en el programa…


Sí, parece ser que les gusté. Tras participar en ese programa, me llamaron para asistir como contertulio las dos siguientes semanas, pero luego me dejaron de llamar. Tiempo más tarde, en el mes de noviembre, justo en la festividad madrileña del Día de la Almudena, me volvieron a llamar, y desde entonces no he dejado de participar ninguna semana.


Vive en Logroño y el programa se emite en directo en Madrid a última hora de la tarde noche. ¿Cómo hace para compatibilizar su trabajo como Jefe del Gabinete de Comunicación de la Secretaría del Delegado del Gobierno con su trabajo como contertulio? No debe ser fácil…


La verdad que es complicado, pero precisamente por ello me exijo más si cabe e intento cumplir con cada uno de los trabajos lo mejor que puedo. Soy una persona que se exige mucho; me gusta hacer bien mi trabajo, por lo que no paro… Cada día de los dos en los que participo en el debate, viajo desde Logroño a Madrid. Si el tiempo no me lo ha permitido antes, durante el trayecto me preparo los temas y hago mis fichas. Una vez que llego, un coche me lleva al programa, y tras finalizar este, otro me lleva sobre la una de la mañana para coger un tren o un autobús hacia La Rioja. Cuando llego, me acuesto sobre las cinco, y a las siete, nuevamente en pie y a pleno pulmón para cumplir a lo mejor que pueda mi función de asesor de comunicación del Delegado del Gobierno de la Rioja.


Usted es un “periodista con talante”; por ello, haberle elegido para esta entrevista. Le califico así porque durante los debates en los que participa como contertulio en “La vuelta al Mundo”, jamás le he visto insultar o hacer demagogia con la ideología de sus compañeros pese a que en ocasiones a usted sí le falten por el mero hecho de expresar y argumentar sus opiniones contrarias a las suyas… ¿Cómo lo consigue? Imagino que la educación hace mucho, pero somos seres humanos, y ante una falta de respeto, en caliente, es muy difícil mantener la templanza que usted tiene…



No me afecta cuando se meten conmigo. No entro en el juego ni entraré jamás. Siempre he dicho que defenderé a Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique Madrid, el diario mensual más de izquierdas de este país que podamos imaginar, como a Jiménez Losantos.

Lo único que les exijo tanto a los unos como a los otros es “respeto”, valor que considero esencial y fundamental en esta vida… Creo que todos tenemos derecho a opinar, a debatir, el periodismo es independiente a la ideología. ¿por qué no voy a respetar la opinión de un periodista que opina distinto que yo? Es más, ¿por qué insultarle o faltarle? Sí considero que el respeto es fundamental, Aunque a mí me lo falten, jamás me verás faltárselo a un compañero de la profesión.

Mi truco es muy sencillo; no lo llevo al terreno personal y al igual que me gusta que me respeten, respeto a los demás. Porque uno tenga una ideología diferente no es justificable el insulto, es más, me gusta que cada uno tenga la suya. Todas las opiniones para mi son válidas, independientemente de la ideología.

El único límite que pongo es el insulto. Cada uno puede opinar lo que considere, porque nos protege el artículo veinte de la Constitución. No debemos juzgarnos por las ideologías, y menos faltarnos al respeto ni llegar al insulto por ello. Así lo pienso y no me verás jamás hacerlo.


Cuando sigo este y otros debates, veo que algunos periodistas que critican que “en la actualidad no hay un ejecutivo constructivo ni una oposición no adecuada. Que lo único que hacen los partidos es insultarse y tirarse trapos sucios los unos a los otros”. Considero que algunos de sus compañeros comenten el mismo error. Qué opinión le merece?… Desde luego a mi me resulta paradójico.


Yo intento dar en los debates razones intelectuales, leo muchos libros, siempre ensayos, no me gusta la novela, dado que los ensayos me permiten profundizar mucho en muchos temas, tanto de economía, como de historia, etc. Creo que la diferencia está ahí.

A mí me gusta el periodismo imparcial, no el falso periodismo ni el que falta a la verdad. No se puede manipular una información, pero sí cada uno puede sacar su propia interpretación o visión de una crónica parlamentaria. Estoy a favor del periodismo a la norteamericana, el periodista se implica en la manera de ver el mundo, bien sea de derechas, neoliberal, o conservadora. El periodista debe presentarse ante el espectador sin maquillaje, yo no dejo de reconocer que mi ideología es de centro izquierda, y no me escondo, creo que se ha de ser transparente en todo, y ser fiel a la verdad sea cual sea la ideología de cada uno.

¿Cree que la economía se puede predecir?


No, considero que es impredecible. Hay una economista norteamericana que se llama Joan Robinson, fue discípula de Keynes. Ella decía que “la mejor manera de entenderla es estudiándola”. La economía es la ciencia más fácil que existe, porque en realidad no existe. Nadie puede predecir lo que va a pasar en ella, es más Keynes, maestro de la incertidumbre ya decía que “la economía es incertidumbre”.


El ejemplo más claro es el volcán eyjafjalla que erupcionó y causó casi cinco millones de euros en pérdidas, ¿quién podía predecir esas pérdidas?…Lo único que existe dentro de la economía es cierto academicismo, pero nadie puede prever lo que va a ocurrir en la economía.

No se puede predecir si España va a salir de la crisis dentro de seis meses o de un año. Al principio algunos economistas decían que saldríamos a finales de 2010, luego en el 2011, y ahora están diciendo que en el 2013. Lo que sucede como es lógico es que preguntándole a un catedrático de economía te tiene que dar una respuesta y si se lo preguntas al presidente del Gobierno también.


Sí que es verdad que nuestro presidente del Gobierno se equivocó y nos dió unas previsiones económicas que no eran, pero si hablamos electoralmente, un presidente del gobierno a finales del trimestre de 2007 no puede decir que España está en crisis teniendo elecciones en 2008; es de cajón, ¿Qué te va a decir?, jamás lo dirá, nunca.



¿Qué opina de los 600.000 euros que se le pagaron a la directora del documental en el que participaron distintos actores españoles que versaba sobre la guerra civil cuando estábamos en plena desaceleración?


Pienso que el Ejecutivo y la Administración debe y debería haber gestionado mejor el dinero. Al ejecutivo se le debe exigir que lleve a cabo una racionalización y buena gestión del dinero. Pero el debate creo que no es ese. Eso sí creo que los impuestos se han de gestionar bien.
Debemos de ser consciente de que las cosas de las que nos beneficiamos en este país: la educación, las carreteras, e incluso la sanidad cuestan dinero y se pagan; no nos damos cuenta de ello: no es gratis.

Eso sí, nos llevaríamos las manos a la cabeza si nos faltan carreteras en buen estado o nos faltase la sanidad. Debemos de ser conscientes de que todo esto cuesta muchísimo dinero. Los costes sociales a largo plazo cuestan dinero, no hay más.

Es como el plan renove de los automóviles…Es déficit público. Y solo hay dos opciones: o concederlo y ayudar a estas empresas para que no quiebren. Ayudar o no a las empresas. O estamos a favor del déficit público o no.

Hay que reestructurar las cajas…pero no hay que olvidar que esto significa 20.000 empleos de personas que se van a la calle…

Da igual que gobierne hoy en día un presidente de derechas o de izquierdas, porque en la actulidad hoy en día estamos en una “econocracia”, es decir, ante el dominio de la economía sobre el poder. Ya no es como antes. Al estar la economía perfectamente globalizada, y tener libertad de capitales, no se puede pretender que un país organice al otro dado que no existen reglas comunes económicas entre países, lo que provoca que haya un desequilibrio. Y el desequilibrio es lo peor que existe para el capitalismo.


Entonces ¿Dónde considera que está el problema?


Todo esto se debe a una crisis del sistema, por eso considero que no sirve de nada una reforma laboral, o de las cajas. Las reglas que se están implantando no son internacionales, son diferentes en cada país.


PREGUNTA RESPUESTA


Persona a la que admira: En primer lugar a Pedro Erquicia, en segundo lugar a Victoria Prego y en tercer lugar a Ernesto Sáenz de Buruaga.

Un deseo: Que se acabe la crisis.

Un lugar donde relajarse: En la ópera.

Virtud que ha de tener todo profesional: el respeto.

Algo que valora: La amistad.

Algo que detesta: la traición.




QUÉ LE VIENE A LA CABEZA CUANDO DIGO…

Terrorismo: Asco.

Implicación:
Profesionalidad.

Solidaridad: Compañerismo.

Emprendedor: Estudiar.



Mil gracias por tu amabilidad Roberto, no cambies porque eres una persona maravillosa.


16 comentarios:

  1. Tras mi vuelta de vacaciones nuevamente aquí estoy en tu blog. He estado desconectado casi todo el tiempo... Felicidades por la entrevista a Roberto Santamaría, le sigo en los debates de VEO 7 y aunque no tenga la misma ideología que yo, me gustan mucho sus intervenciones. Sin él los debates perderían bastante.

    Un abrazo,

    Javier

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho esta entrevista. Desde mi punto de vista, mientras haya respeto es indiferentemente la ideología de cada uno, tal y como dice y demuestra Roberto Santamaría. Bienvenidas sean todas las opiniones, eso es pluralismo y constructivo. Cuando le sigo en los debates, veo tal y como describes en la entrevista, que va documentado, también he pensado que para lo joven que es es muy inteligente. Lo que me disgusta es que porque se base en datos o estudios, en economistas o en la historia, casi siempre se le ataque con que dice muchas teoría pero pocas soluciones... No lo creo. Cada uno expresa su opinión de una manera, unos se basan en sus conocimientos o documentación y otros improvisan. Ni una cosa ni otra está mal. Felicidades por esta y la entrevista a la Doctora Sonrisa.

    ResponderEliminar
  3. No estoy conforme en nada o en casi nada de lo que dice "en los debates" dado que sé que nuestras ideologías son distintas, pero me gusta como contertulio.

    Aporta mucho a la tertulia,y no es como sopena u otros de derechas que van al insulto. Simplemente se posiciona con su opinión.

    Tal y como se puntualiza en la entrevista, jamás falta al respeto a nadie, no como otros compañeros que se toman los debates como algo personal y pierden los estribos.

    Felicidades por esta entrevista Marta. Has demostrado que no admiras a los profesionales por el color del que son, sino por serlo.

    Sigue así y no pares...

    ResponderEliminar
  4. Gracias a los tres por vuestros comentarios, me ayudan a crecer y mejorar como profesional.
    Roberto Santamaria

    ResponderEliminar
  5. Vaya! Ya veo como funciona tú "periodismo": censurando los comentarios que no te gustan. ¡Felicidades, ahora sí que estás a la altura de tus entrevistados!

    ResponderEliminar
  6. Estimado anónimo, borro aquellos comentarios que faltan al respeto a las personas; a mi trabajo me lo faltabas y a mi entrevistado también.

    Una cosa muy distinta, es que tu comentario se viese influenciado porque Roberto Santamaría o yo no seamos de tu agrado, y otra cosa, es que sin conocer a las personas las juzgues como fue tu caso.

    Por otro lado, verás, que no he censurado ningún otro comentario en el que no están conformes con mis posts o formas de ver las cosas.

    Y te digo una cosa, NO TE EQUIVOQUES, MI PERIODISMO NO CENSURA; repito, no admite faltas de respeto.

    Gracias por decirme que estoy a la altura de mis entrevistados. Cuando quieras te entrevisto a ti a ver si estás a la altura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No és faltar al respeto decir que una entrevista no és buena.
    Evidentemente no estoy de acuerdo ni contigo ni con el entrevistado pero esa no es la cuestión. La cuestión es que el buen peridismo debe ser lo más objetivo posible y no considero que frases como "Roberto Santamaría, gran Profesional e intuyo que “gran pensador”" o "Siempre aprendo algo contigo…" sean propias de una entrevista, sí de una conversación privada entre dos personas.
    Gracias por el ofrecimiento de una entrevista a mi persona, sería toda una experiencia.
    Atentamente,

    Marta

    ResponderEliminar
  8. Corrección:
    "es" (en la primera línea) va sin acento, lo siento.

    Marta

    ResponderEliminar
  9. Echa un vistazo al resto de mis entrevistas, no son entrevistas al uso. Vale, llámale reunión entre fan y admirado, como decías en el mensaje suprimido: me es indiferente.

    Eso si NO TE CONSIENTO QUE PONGAS EN DUDA MI IMPARCIALIDAD. Y REPITO, sé las razones por las que considero que es un gran ser humano, me las quedo para mi. No tengo que darte explicación alguna. Simplemente te digo que lo demuestra en todo momento.

    En cuanto a su profesionalidad, aunque no opines que lo es, cosa que respeto aunque no comparto, lo único que pido es que RESPETES MI QUE YO LO PIENSE

    Mil disculpas, pero creo que tienes un gran problema, y te lo digo muy sinceramente, "me da que Roberto Santamaría" no es de tu misma ideología" y que por eso NO RESPETAS QUE LE DENOMINE BUENA PERSONA O BUEN PROFESIONAL, pues te diré, tampoco tiene la mía, pero te puedo decir, que ma parece muy triste que por las ideologías no se respeten la forma de pensar de los demás, como es mi caso, que considero que es un gran ser humano y profesional.

    ResponderEliminar
  10. Vamos por pasos:

    1. Yo respeto lo que tú piensas aunque no esté de acuerdo, no sé de donde sacas lo contrario. Mi única crítica ha sido a la calidad de la entrevista, nada más.

    2. No tengo ningún problema con el hecho de que tú consideres al señor Santamaría lo que tú quieras, lo que no me parece pertinente es que esto aparezca en una entrevista.

    3. Ya que insistes en que tu opinión aparezca en la entrevista, no creo que debas insistir en tu imparcialidad. Una cosa cosa es totalmente incompatible con la otra, supongo que algo de eso te enseñarían en la facultad.

    4. Volviendo al tema de la censura. Lo correcto si un comentario no te parece adecuado (pese a no tener palabras malsonantes, ni insultos, ni descalificaciones personales, solamente una crítica negativa hacia tu trabajo) es dejarlo y responder a continuación; lo contrario se denomina censura.

    Atentamente,

    Marta

    ResponderEliminar
  11. Hola, no sé si has firmado sin querer con mi nombre o te llamas Marta.

    Bueno, solo decirte, que de verdad, no es nada personal en contra tuyo, tampoco ni mucho menos que haya suprimido el mensaje porque dijeses que la entrevista era horrorosa. Tengo un íntimo amigo que no le gustan casi nada las entrevistas que hago y respeto su opinión.

    Lo censuré porque vi, que sin conocer a Roberto Santamaría no se puede juzgar si es buen ser humano o mal ser humano. También, porque no estaba deacuerdo, ni estoy conforme con lo que dices que no soy imparcial, la peculiaridad de mis entrevistas (llámalo como consideres, de verdad) es que yo reflejo lo que veo, y cuando digo "gran pensador", lo digo porque he tenido un seguimiento de él y considero por sus escritos que lo es, por lo que lo reflejo, reflejo no lo que pienso, sino lo que deduzco; se lo pregunto y el me responde. ¿por qué no reflejarlo?.

    Ruego disculpes el malentendido, insisto, si eliminé el mensaje es porque pensé que no se podía juzgar a alguien que no se conoce y porque sigo considerando, que sí, expongo mi opinión, pero "tras ver" cómo es la persona, tras sentir su feedback y en el caso de Roberto Santamaría, tras haberle conocido de antes y ver cómo se comporta con todo el mundo que se rodea.

    Quiero dejar claro que no me gustan las censuras, y de verdad, si ves algunos de mis post, como en tres, hay comentarios que no son buenos, y no los elimino. No lo considero censura porque en su momento me lo tomé por otro lado, por lo que te comento, no veía normal que se juzgase a alguien sin conocerle.

    Lo digo, no tengo ningún problema, "te parecía horrorosa" mi entrevista tal y como ponías, y decías que dónde quedaba la imparcialidad, que más que una entrevista era una reunión de fan a admirado. Pues bien, no pretendo con mi blog ni con mis entrevistas o encuentros que a todo el mundo les guste, estaría loca, simplemente pretendo destacar que detrás de grandes referentes de sectores o profesionales que llegan alto, también hay seres humanos.

    Admito que te lo hayas tomado como censura, es muy entendible, pero no era mi intención censurar. Me lo tomé de una forma distinta, a lo que ya sé querías expresar.

    Me alegro, y de hecho, eso te honra, que hayas seguido la conversación conmigo y con el respeto que la has llevado, esta vez me lo he tomado o lo he interpretado así.

    Dime lo que consideres, pero por mi parte, si he de disculparme por haber eliminado tu mensaje, porque lo he malinterpretado, me disculpo públicamente.

    En cuanto a que no te guste como trato las entrevistas o encuentros, de corazón, lo respeto, no pretendo gustar a todo el mundo, simplemente pretendo aportar cosas con mi blog. Pero que "vuelque" lo que las personas me transmiten, considero que no es no ser imparcial.

    No obstante, reitero, disculpa, si consideras que ha sido censura, retiro esa censura, y como ves, ya lo he hecho público.

    Un abrazo, y nuevamente, gracias por tus comentarios, de verdad.

    Marta

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, me llamo Paloma Iglesias, y me pronuncio ante los mensajes que he visto tal y como te has pronunciado tú.

    1. A Marta Ortega, no la conozco, pero desde luego, y espero me permitas decirlo, sí la sigo desde hace tiempo porque creo que sus entrevistas, o encuentros con profesionales, llamémoslo como cada uno considere, nos acerca al ser humano, va más allá. ¿encuentros? Pues llamémolos encuentros.

    2. La sección de sus entrevistas son Personas que admiro. ¿de fan a admirado? De periodista cercana a profesional que admira por x razones, RESPETABLES, y al cual o a la cual entrevista. Recuerdo el programa de Pedro Ruiz en el que ¿entrevistaba? o tenía un diálogo con las personas en las que destacaba algo más, y creo que esa es su intención, más que nada, porque así lo publicó.

    3.Creo que ha habido un malentendido y la creo. Interpretó por lo que ha comentado que se juzgaba a alguien sin conocerle, y creo que ya no es al señor Roberto Santamaría solo, y discúlpame Marta si me meto donde no me llaman, pero también contigo, ¿este Anónimo sabe si tu opinas, o como comentas "reflejas" lo que te transmite el entrevistado? Es más, estoy con Marta en que es un gran pensador y la creo cuando dice que así lo piensa, es más, lo respeto. He seguido el blog de Roberto Santamaría, EL CISNE NEGRO, libro que te recomiendo leer, y creo que sí, que es un gran pensador y también alguien muy inteligente.

    4.Marta, te dejas ver en todo lo que publicas. Perdona mi atrevimiento, pero tu humildad se refleja, también tu lucha contra aquello que consideras injusto, y eso hace que la sociedad de hoy, sea una sociedad constructiva, gracias a ti y a muchos otros jóvenes.

    5.Anónimo, chapó por ti por hacerle ver a Marta Ortega, a través del diálogo que tu comentario no pretendía faltar al respeto y chapó por como dice ella, haber tenido la deferencia de no dejar sin zanjar el tema.

    Marta,

    Un abrazo de una seguidora tuya.

    ResponderEliminar
  13. Marta, a mi se llame entrevista, o se llame como se llame, me gusta mucho cómo transmites algo más a los que te seguimos de las personas que conocemos quizás solo a través de los medios.

    Un saludo,

    Ricardo

    ResponderEliminar
  14. Marta, no pasa nada, estoy seguro de que malinterpretaste el mensaje. Punto. Yo opino lo que piensan el resto de tus seguidores, tus entrevistas, transmiten, y es lo importante. Otra cosa es que a anónimo no le guste, y como decía en su mensaje le parezca horrorosa. Te das a conocer. Tranquila. No dejes el blog ¿eh? No he visto nada publicado desde entonces y tú no eres de esas...

    Un abrazo,

    Javier

    ResponderEliminar
  15. Hola, gracias por vuestros comentarios. Y no, Javier, no es que haya dejado de publicar, menos por esto. Estoy tranquila con mi conciencia, fue un mal entendido, que creo ya se haaclarado. He estado más liada de lo que pensaba y no he podido sacar ni un segundo de tiempo. Un abrazo, y gracias por vuestras palabras.

    Marta

    ResponderEliminar
  16. Marta, tia ¿que te tomaste para hacer la entrevista a este misógino atrabiliario?
    "humilde, perfeccionista, respetuoso, muy inteligente y accesible" .... ¿de verdad le estas describiendo a este energúmeno?, deberias ver su actuacion en el progarma de veo el mundo cuando casi salta por encima de la mesa para taparle la boca a una persona del publico!!!! que en ese momento expresaba una sencilla opinión.
    Me recordó Jorge Javier Vazquez (tal para cual) avasallando a la Rahola por discrepar de su opinión. Vaya con el historiadorcito.... demos gracias que no existen las checas.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails