lunes, 12 de julio de 2010

Lo habéis dado todo: ¡Felicidades selección ESPAÑOLA!

Hoy quiero hacer un gran homenaje a nuestra selección española. Profesionales jóvenes con entusiasmo, con “ilusión” por ganar; que han ido a por todas, y que finalmente han conseguido lo que más anhelaban: ganar el mundial de fútbol.

Catalanes, asturianos, sevillanos, madrileños, y de otras comunidades autónomas que representan a nuestro país unidos por España: unidos como un equipo para poder hacerse con el oro del mundial de fútbol.

Ha sido estupendo como han sido un gran equipo, equipo humano: ver cómo sufrían juntos cuando parecía ser gol y este lo daban como no válido, también cómo se hacían más fuertes ante la dificultad. Ha sido estupendo ver cómo lo han dado todo, y que durante el partido de ayer lo dieron todo. Durante la prórroga, minutos duros y de angustia en que los españoles que estuvimos siguiendo el partido, sus caras perfilaban sufrimiento y cansancio, pero querían conseguir algo, “el oro”, lucharon hasta el final y fueron a por ello.

Tras la victoria en esta final protagonizado por Iniesta, tras unos buenísimos pases dados por sus compañeros, finalizado el partido: abrazos, lloros de emoción como fue el caso de Iker Casillas, y mucha satisfacción.

Mis felicitaciones a todos los jugadores de la selección, desde el primero al último.

Asimismo, como profesional y como periodista que soy, una felicitación especial y mi admiración tanto a Sara Carbonero, como a Iker Casillas. Ambos “profesionales” que desde hace años han demostrado ser, y que considero no lo han pasado nada bien, cuando en cada partido se les miraba con lupa.

No quiero imaginarme a Iker en su portería pensando que si le metían un gol se lo iban a reprochar a “la carbonero”, tampoco a Sara, saber, que si a su pareja le metían un gol, se realizarían comentarios machistas como los que ya había escuchado…

Los dos han sido y son unos grandes profesionales, antes y después de conocerse. Y las palabras de Urbaneja, presidente de la Asociación de la prensa, y padre del jefe de redacción de deportes de la sexta, cadena de la que se fue Sara Carbonero, no fueron nada acertadas, siendo éstas, las que desencadenaron a mi parecer, ridículos comentarios o el cuestionamiento sobre la profesionalidad de Sara o el aprovechamiento de Telecinco al poner a Sara para cubrir un partido tras la portería de España cuando los sitios están designados por la FIFA.

Ayer en Telecinco, tras el partido, Sara Carbonero, como siempre, de manera profesional, evitando cualquier tipo de expresión que pudiese ser puesta en entredicho o levantar comentarios absurdos le preguntó al capitán de la selección española, que cómo se sentía, que a quien le dedicaba el triunfo de este equipo. Él al contestarle, temblándole la voz de la emoción, respondió que se lo debía a su familia y a su hermano, al igual que a su novia “rompiendo” toda la gran tontería y absurdez de los dimes y diretes de aquellos que habían dicho cosas injustas contra Sara y contra él porque “han seguido el mundial desde la bragueta” dándole un gran beso a la periodista delante de toda España.

Muy bien por Iker: profesional, persona humilde donde las haya, y celoso de su intimidad, pero que ha querido y quiso dejar muy claro tras la final a todos aquellos que cuestionaban su profesionalidad y la victoria de España en el Mundial aludiendo a la presencia de Sara Carbonero en el campo con un beso a la periodista. Con ese beso, Iker demostró no ser sólo un campeón en el campo, sino fuera de él, un campeón que respondía a todos aquellos "dimes y diretes” que les cuestionaban a ambos; acallando los absurdos comentarios que se han hecho durante todo el mundial sobre ellos dos”.

Aprendamos del fútbol desde las empresas, que los equipos vayan todos a la par para lograr objetivos y unidos por un proyecto común, que los profesionales de las mismas no se vean afectados por comentarios que cuestionen su profesionalidad cuando lo son, convirtiendo esos comentarios en desafíos. Iker ha estado en cada partido jugando como un profesional, y creo que en esta ocasión como nunca, dado que considero que ha tenido que realizar un sobreesfuerzo de concentración: no olvidemos que somos humanos y a nadie le gusta que se le cuestione ni que cuestionen la profesionalidad de su pareja cuando siempre ambos han demostrado serlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails