lunes, 14 de junio de 2010

¿Por qué son necesarios los consultores de comunicación?

Los consultores existen y existirán dado que sus servicios satisfacen necesidades que las empresas demandan. Por lo general, en lo que a la consultoría de comunicación se refiere, muchas son las empresas que acuden a ellas o porque necesitan fomentar su producto, requieren de un empuje en lo que a su comunicación "corporativa" se refiere, o necesitan solucionar algún problema específico. Un ejemplo puede ser, aquellas empresas que solicitan un plan de "comunicación de crisis" en las que las consultoras trazan o delinean una estrategia o mensajes proactivos antes de que caiga el chaparrón.


El trabajo del consultor comienza cuando algo es insatisfactorio o susceptible de mejora en una empresa, y de no ser este el caso, para mejorar o potenciar la comunicación de una entidad de cara a los medios ya sea para convertirla en referente del sector, posicionar su producto, su marca, o RSC.

A continuación detallo alguna de las principales razones que inducen a un cliente a solicitar la ayuda de consultores.

Aportación por parte de los consultores de sus conocimientos y técnicas

Las empresas suelen recurrir a consultores cuando ésta carece de las personas capaces de abordar un problema con la misma posibilidad de éxito.
En este caso el consultor puede aportar sus conocimientos y experiencia en comunicación para hacer comprender al cliente los procesos y las relaciones de la organización y ayudarlo a definir y aplicar una estrategia apropiada para el cambio.
Para que aporten una intensa ayuda profesional con carácter temporal

En otras situaciones, la organización pueden disponer de consultores de comunicación de manera temporal para realizar acciones específicas o one offs. Estos pueden ser casos, como un rebranding, o como que una empresa saque un producto y necesite darlo a conocer a través de una rueda de prensa en concreto u otras acciones.

En este caso la empresas en concreto se pone en contacto con los consultores de comunicación para que estos les hagan un plan de comunicación y les asesoren sobre cómo destacar los mensajes sobre ese producto y conseguir que éste tenga un mayor posicionamiento en el mercado dándolo a conocer a través de una rueda de prensa o cualquier otra u otras acciones específicas. Lo mismo sucede con el rebranding.
Para que aporten una opinión externa imparcial
Incluso el mejor personal del que se compone una organización puede estar demasiado influido por su participación personal y por las tradiciones y valores existentes en ella para captar un problema en su verdadera dimensión y pensar en soluciones factibles.

En cambio, el consultor de comunicación, debido a la independencia que tiene en lo que a la dirección y organización que el cliente tiene en su compañía, dado que este no está influido por los hábitos o políticas internas de ésta, podrá aportar un nuevo punto de vista y ser imparcial en situaciones donde ningún miembro de la emprea u organización lo sería.

Algunos directores y gerentes han adoptado la práctica de recurrir a un consultor como a un colaborador secreto con el que examinan todas las decisiones importantes antes de adoptarlas.

Entre las características fundamentales que requiere un consultor de comunicación destacan.

Ética profesional y cortesía.

Confianza en si mismo.

Eficiencia y Eficacia personal, dinamismo=resultados

Integridad (cualidad que engendra confianza).

Independencia.

Competencia intelectual.

Que sea capaz de juzgar con objetividad.

Capacidad de análisis o de resolución de problemas.

Imaginación y creatividad ( capacidad de ver cosas bajo nuevas perspectivas)

Aptitud para las relaciones interpersonales.

Capacidad para aplicar los principios y las técnicas de un cambio planificado.

Capacidad superior a la medida para comunicar y persuadir (ya sea verbalmente o por escrito)

Habilidad como mediador de conflictos o capacidad de autoaprendizaje continúo entre otras muchas otras más.

Para que un consultor de comunicación pueda realizar de manera correcta su trabajo, este debe estar contextualizado e informado sobre el sector del cliente al que se debe, debe de ser persistente y persuasivo. Persistente, porque vende cosas "intangibles" y por tanto ha de saber comunicar los mensajes de manera que al periodista pueda resultarle la información o aquello que el consultor quiere materializar en apariciones atractivo.

1 comentario:

  1. Como experto en publicidad y en comunicación, aunque ya no sea yo quien tenga que lidiar directamente con los clientes, te doy totalmente la razón. El cliente sobre todo en lo que a comunicación se refiere tiene un gran desconocimiento de el tiempo que un consultor emplea en realizar acciones de comunicación para conseguir resultados. Es más te doy la razón en que muchas veces se empeñan y empeñan en lanzar informaciones vacías. La publicidad es distinta, el cliente es algo, pero solo algo más coherente con que para las creatividades se necesita un tiempo, pero no sería ni el primero ni el último caso que hemos tenido en el que quieren una creatividad para el día siguiente sin material gráfico en alta ni logo. Creo que este post quizás sirva para que tus clientes y los míos sean conscientes de que acciones de comunicación en concreto no son tan fáciles ni tan rápidas de materializar, y de que el trabajo tanto de creativos como de comunicadores es laborioso y se necesita su tiempo. Se nota que me ha tocado el tema. No sé cuántas líneas llevo ya... Un abrazo, y felicidades por el post.

    Javier

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails