lunes, 29 de marzo de 2010

La importancia de un coach

En los últimos años ha el coaching ha experimentado un importante crecimiento como herramienta para empresarios, profesionales y emprendedores que quieren conseguir mejorar resultados profesionales o conseguir una eficiente dirección de equipos. También para personas que quieren alcanzar un progreso en su vida o un mayor equilibrio.

Ya sean PYMES, medianas o pequeñas empresas cada vez son más las que apuestan por una formación específica que puedan mejorar sus resultados, márgenes de rentabilidad, o su estructura empresarial. Esto es resultado de la gran competencia empresarial existente y por la gran exigencia por parte de los clientes de una mejor calidad tanto de servicios como de productos que ofertan las empresas.

Por ello, ante esta necesidad, empresas acuden al asesoramiento de coaches para conseguir a través de su ayuda un progreso en su trayectoria profesional de manera que puedan afrontar y encontrar mejores soluciones ante los obstáculos o adversidades que surgen en su día a día.

El coach es capaz de reunir una serie de características como capacidad de esfuerzo para lograr sus objetivos planteados, capacidad analítica que ofrezca soluciones a las empresas o personas que demandan sus servicios para mejorar sus resultados, saber comunicarse de manera que se produzca una simetría y participación entre este y su cliente, de manera que a través de una puesta en común, el coach y su cliente puedan detectar el porqué o porqués por los que falla su empresa poniendo en práctica soluciones específicas para cada caso y ésta mejore.

La mayor parte de las personas que acuden a un coach demandan pautas para poder alcanzar un logro, aquello que quieren. Esto suele suceder cuando la persona sabe o siente que puede hacer algo, y necesita alguna vía o vías para mejorar cada vez más aquello en lo que cree, quiere y apuesta por conseguir ya sea a nivel laboral o profesional. También el perfil de las personas que demandan un coach son personas que quieren "aprender y aprender", personas con vocación por su trabajo que quieren que un coach les oriente para poder sacar su máximo potencial gracias a la puesta en práctica de nuevos conocimientos.
Querer aportar dentro de un grupo de trabajo de manera que se alcancen grandes ideas o proyectos, es otra de las razones por las que cada vez más profesionales acuden a estos profesionales.

Por su parte, la labor del coach no es nada fácil, ni cualquiera puede serlo. Un coach debe reunir una serie de características fundamentales entre las que se encuentran: capacidad de esfuerzo para lograr los objetivos planteados, capacidad analítica que le haga saber qué soluciones necesita cada empresa para mejorar resultados; saber comunicar, para conseguir hacer partícipe a su cliente de lo que falla en su empresa y cómo ésta puede mejorar; colaborador, reflexivo, persistente en conseguir los mejores resultados posibles, empático y como no, entusiasta y altamente implicado en su trabajo. Todas ellas con el fin último de conseguir la confianza de sus clientes y participar activamente en sus negocios, encontrando la solución adecuada para cada caso y sintiéndose durante ese tiempo como uno más de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails