lunes, 1 de marzo de 2010

La comunicación mejor pagada...

Hoy he entrado a la consultora de comunicación en la que trabajo a las 08:30h de la mañana, he salido a las 19:30h y luego a las 21:15 había quedado con una persona que me conoce y que no está pasando por sus mejores momentos dada la coyuntura actual económica por la que atraviesa nuestro país. Había quedado con ella para enseñarle un boceto que estuve realizando el domingo por la noche porque necesitaba pedir una subvención como autónoma para no tener que cerrar su negocio.

Sus palabras, cuando me pidió este favor el sábado pasado fueron: "Marta, necesito que si puedes me ayudes, sabes que no soy de nacionalidad Española, y que por mi edad sé leer y escribir pero no con la literatura o los conocimientos que puedas tener tú para este tipo de asuntos". Me pedía que redactase una "Memoria que acreditase que el proyecto que deseaba llevar a cabo con su empresa gracias a la subvención que pedía, contribuiría a un mayor dinamismo y competitividad de las áreas o ejes comerciales en los que se encuentra ubicada la misma en Madrid".

Cuando me lo comentó, me quedé a cuadros. Que me lo pida un cliente con el que llevo trabajando años y que está satisfecho con mi trabajo, que sabe que escribo o que redacto medianamente bien, -se suele dar el caso: son referentes o expertos en una materia o sector, pero luego son algo nefastos para dar literatura o forma a todo lo que saben-, no me extraña, ni me extrañaría, forma parte de mi trabajo, el es experto en su sector es mi cliente, y yo soy la experta en mi sector, el de la comunicación. Como diría metafóricamente: mi cliente pone la materia prma a explotar (sus conocimientos como experto o referente) y yo la amaso y le doy forma (doy literatura a lo que quiere transmitir).

Esto, forma parte del trabajo de un consultor, dado que esta combinación hace que un escrito suyo sea más llamativo de cara a los medios y se publique.

Pero esta persona, persona con la que no tengo gran relación, pese a que sí que es cierto que sabe a lo que me dedico, jamás había leído nada de lo que he escrito... y que depositase toda su confianza para algo tan importante como que le den una subvención tan vital... supuso para mi y ha supuesto para mi una grandísima responsabilidad desde que me lo comentó, sino que hasta que no se la den no dejará de serlo.

Pues bien, son las 00:15, y he llegado a casa hace un cuarto de hora. Le he llevado el borrador y le ha parecido correcto, no obstante, como experta que es también de su sector y dado que el sábado me lo dijo en cinco minutos todo; me había contextualizado poquísimo sobre su modelo de negocio, hemos estado entendernos y realizando cambios hasta hace nada.

Pero la gran satisfacción, y la mayor recompensa, ha sido y es escucharla decir una y otra vez, lo agradecida que estaba, me tensionaba que me pidiese discupas por las molestias que me podía haber ocasionado el ayudarla, que me dijese que sentía que hubiese tenido que emplear mi tiempo libre en este asunto....

Pero es que siempre pasa lo mismo, uno no se da muchas veces cuenta, de que la satisfacción es mayor para el que da, que para el que recibe. Ya el SOLO hecho de que esta persona que no ha visto nada de lo que había escrito o publicado, confiase en mi, y depositase su confianza para una cosa tan importante y vital para ella, lo es todo... ha supuesto algo muy gratificante: poder ayudar con mis conocimientos a alguien que lo necesita...

LLevo desde hace como unos dos meses detrás de dos ONGs para ayudar a niños que están en hospitales como voluntaria en mis tiempos libres, y hacerles esbozar una sonrisa... pues bien... "sin noticias de Dios". Si quiera, un "hemos recibido tu solicitud y la estamos evaluando".

Para más inri, precisamente el mismo sábado, por la zona de goya, me paró un chico que trabajaba para una fundación conocidísima que lucha desde hace años contra la leucemia, enfermedad que padecen por lo general, más los niños según me dijo. Y cuando me paró, le dije, "no te quiero hacer perder el tiempo, sé cómo van estas cosas. Dinero no te puedo dar, pero sí puedo ofrecerme como voluntaria para lo que queráis..." Pues bien, no menciono a la Fundación por respeto, aunque creo que tendría que hacerlo... pero es que "por ser voluntario había que pagar una cuota"...

Cuando me lo dijo, le dije, al pobre chaval -estudiante que se estaba ganando unas pelillas pidiendo recaudaciones para esta conocidísima Fundación contra la leucemia-, que "me ofendía", que me ofendía que por hacer sonreir a un niño con leucemia; está probado que la sonrisa hace que el sistema inmunitario, o nuestras defensas aumenten, se tuviese que pagar.... Que no tenía nada en contra de él, pero que reportase a la Fundación sobre mi opinión, que no obstante ya me encargaría yo de hacer llegar mi opinión a través del contacto que tienen en su web.
Otra cosa sería que me dijese que "no necesitaban voluntarios porque estaban saturados..." pero que pidiesen dinero por un voluntariado que ayude a hacer que un niño con leucemia sonría, pudo conmigo y más con la reciente experiencia que he tenido con las otras dos ONGs también conocidas de las que no sé nada de nada desde que envié la solicitud.

Termino. Hoy, no he estado en ninguna ONG, pero he ayudado a una persona sin tener que pagar a ninguna Fundación, me ha quitado tiempo el ayudarla... he tenido que meterme en internet para ver los puntos precisos para realizar este tipo de memorias, estar allí con ella, explicarle, que me diese su feedback, pero me he llevado la mejor paga de mi vida: la sonrisa que ha esbozado cuando ha visto que tenía el tema resuelto, su humilde "gracias" que no ha dejado de repetir, y como no, ya me pagó por adelantado cuando "confió en mi ante algo tan importante para ella".


2 comentarios:

  1. Eso te hace grande. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Estimada Marta:
    Lo que tu haces engrandece el mundo y con ejemplos como el tuyo, tendriamos un lugar mas facil donde vivir.
    To tengo una tienda online de material sanitario, y mi forma de intentar ayudar a la gente, es con un blog en el que me gustaria que la gente entrase para que con nuestra minima experiencia en el mundo de la ortopedia poder ayudarles, no solo en temas tecnicos sino en ayuda humanitaria en el sentido que alguien cuente su experiencia y se le escuche y otra persina le pueda contar por lo que paso y como lo soluciono.
    Esta es mi forma de intentar ayudar , lamentablemente creo mas en este tipo de pequeña ayuda que en muchas fundaciones, al trabajar en una ortopedia ves las desgracias y las luchas que hay tras cada silla de ruedas, muleta andador o cama articulada ,no solo del enfermo , sinio de su familia y esto te hace concienciarte, que aparte de tenr un negocio para ganar dinero puedes hacer algo para estar tu mejor.
    Muchas gracias y mucha suerte

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails