viernes, 29 de enero de 2010

Escakers

Sabéis que considero que el personal de una empresa es el principal factor junto con otros para que ésta no solo funcione, sino para conseguir mejores resultados acompañados de mayores beneficios o márgenes de rentabilidad. Si el personal está motivado, se toma su trabajo como un reto, y se implica, ese será un “gran tesoro” o “valor añadido” que tenga la empresa, también el mismo empleado.

También, que este tipo de tema, como siempre, los trato con gran seriedad, pero hoy quiero haceros esbozar una sonrisa con este post que es una recopilación de una publicación que ha hecho E&E.

Como dice este artículo, ninguna empresa, oficina o departamento se libra de tener entre sus filas a los tildados como jetas: empleados expertos en escaquearse del trabajo, verdaderos profesionales de pasarse la jornada laboral jugando o de volverse transparentes para librarse de los marrones.

Por ello E&E recopila una lista para que cada uno se haga la siguiente pregunta ¿cuál es el "escaker" que más abunda en tu empresa?. Seguro que tienes uno y te sientes el o la más pringada pese a estar orgulloso/a con el trabajo que realizas y tu compromiso e implicación.

Escaker nato: su don les viene desde pequeños. Siempre encontraron un pringado que recogía los juguetes y hacía las cosas más pesadas por ellos. Y así continúan, no tienen mala intención, son así, piensan que el mundo está hecho para que ellos lo disfruten sin hacer nada.

Escaker jeta: es capaz de trabajar un montón para que no se vea que no pegan un palo al agua. Asiste a reuniones y aparenta aportar y usan a los más débiles para que curren por ellos. Eso sí, cuando hacen algo, por poco que sea, lo explotan como el mayor de los méritos.

Escaker invisible: no está, y cuando está no se le oye. Siempre coge el mejor turno de vacaciones sin meterse en el menor lío. Son auténticos medradores. No dan una idea a no ser que la tengan que llevar a cabo y no se vayan a meter solos en un lío.

Escaker jefe:
nadie sabe cómo llegó a ser jefe, porque nunca hace nada ni se pronuncia, cuenta con gente responsable que lo hace por él. Si le despiden el equipo puede tardar varios días en darse cuenta.

Escaker absentista:
sus bajas por enfermedades leves se suceden y las encadenan con vacaciones y puentes.

Escaker digital: se pasa el día delante del ordenador y entre chateos, navegar por Internet y puesta al día en varias redes sociales pasan el día.

Escaker paseante: se les ve deambulando por la empresa con un papel en la mano sin hacer nada qué hacer. Pobre del que se cruza en su camino porque se puede preparar para una buena charla. Son asiduos de la máquina de café y nunca tienen que terminar nada porque simplemente, no lo han empezado.

Bueno, pues estos son los tipos de Escaker que menciona esta publicación. Yo sí que es cierto que con toda la humildad del mundo… añadiría alguno más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails