miércoles, 30 de diciembre de 2009

Gracias Juan Luis Polo, acabo de ver algo que me ha subido la autoestima...

Gracias Juan Luis, esto es lo bueno de admirar a alguien, que cuando te dice esa persona algo como lo que has dicho sobre mi blog, es todo un honor y veo que si ya eres grande lo eres más por hacer un comentario de ese tipo a una "bloguera" aprendiz.

He de decirte, que no sé si mi blog será un referente, si tu lo dices, lo creo, pero independientemente de, a mi me sirve, y según el feedback que tengo al menos a otras persona (muy pocas) también; con eso me quedo más que satisfecha.

Nunca llegaré a ser como súper Ivan Pino, ni un Juan Luis Polo, pero eso sí, seguiré como hasta ahora empapándome de maestros como vosotros día a día para poder llegar al menos a ser una cuarta parte de REFERENTE de lo que ya sois vosotros con vuestros post y conocimientos.







lunes, 28 de diciembre de 2009

Gracias "periodistas"

Gracias periodistas, gracias por ser personas además de profesionales y atenderme cuando os llamo aunque sea en un segundo con un "no puedo hablar ahora porque tengo que cubrir una rueda de prensa, pero luego hablamos sin falta", o por "estar con el cierre por la tarde y pese a estar a mil cosas dedicarme vuestra atención con toda la amabilidad.

Gracias R.E (diario económico) por tu amabilida, escucha e implicación en tu trabajo, sé que tienes una gran responsabilidad, pero no solo eres profesional, sino ser humano, que es lo más importate.

Gracias A.L, no cambies y sabes que puedes contar conmigo.

Gracias A.S, compañera de uno de los ya mencionados.

Gracias al "equipo de los cuatro" de esta revista vertical de construcción: E, J, F e I.

Gracias a S.P a P.O a M.B de las verticales de sostenibilidad.

Gracias a J.F por darme siempre oportunidades y por la paciencia (diario económico).

Gracias a C.L porque me hiciste un gran favor sin dejar de ser profesional cuando más lo necesitaba, y me lo hiciste al igual que a C.M que hiciste lo mismo, y ambas aunque en distintos medios, estáis dentro del sector de las telecos.

Gracias a A.M por escucharme y tener ese sentido del humor (agencia de comunicación).

Gracias a A.M de una revista sobre marketing y publicidad.

Gracias a todos los que no menciono, de lo contrario el post sería muy largo.... aunque la lista no es mucho más larga...

Sé que a los que no os menciono sabéis que os tengo presentes, os digo lo de siempre, esta vez en siglas gracias porque "MPONMP sois personas".

Y ya para terminar darle las GRACIAS en mayúsculas con todos mis respetos al resto por motivos muy concretos a un periodista ya mencionado antes, sabes quien eres, y a E.G de una agencia de comunicación. A esta última, E.G, decirla que desde que hablé por primera vez con ella, supe como era, y que la última vez que lo hice, me dio una gran lección.

Un abrazo a todos vosotros: "periodistas".FELICES FIESTAS. Os deseo lo mejor para el 2010 a vosotros y a todos los vuestros de corazón.

Marta


domingo, 27 de diciembre de 2009

Comunicación "de" crisis y Comunicación "en tiempos" de crisis


En tiempos de crisis las empresas de comunicación deben estar preparados para actuar de manera proactiva ante cualquier "mensaje negativo" que pueda ser filtrado a la prensa. Por ello, los consultores de comunicación deben ya tener preparados distintos mensajes; planes de comunicación por si se desatase una crisis a nivel mediática de manera que la imagen de la empresa en sí que el consultor lleva se viese perjudicada.

Por ellos, los consultores de comunicación han de estar preparados y trataar de trazar de manera proactiva un "manual de crisis" en el que se establezcan o pauten los mecanismos básicos para abordar situaciones "no deseadas" que afectan a la imagen y estabilidad de las compañías, de manera de poder ponerlo en marcha inmediatamente después de ocurrido el acontecimiento (Es decir, de que salte la noticia perturbadora de dicha/s compañía/s).

Dependiendo de qué tipo de empresa sea, este manual de crisir cambia; no la organización del manual o las pautas del mismo, pero sí los mensajes a lanzar.


El consultor se ha de meter dentro de la empresa en cuestión. Por ejemplo, si se trata de una empresa que vende productos homologados, éste deberá hacerse la pregunta ante la salida de un nuevo producto -"Vale, el producto como todos está homologado pero..." ¿y si el producto homologado de la empresa a la que llevo la comunicación resulta que pese a haber pasado todos los controles es perjudicial para los que lo consumidores porque provoca reacciones alérgicas u otras consecuencias negativas?. Este es un caso de miles, pero distinta sería la pregunta que el consultor se ha de plantear si por ejemplo trabaja para una compañía que tiene todos los permisos para poder abrir una nueva fábrica y resulta que por X motivos, los productos nuevos con los que trabaja, resultan ser altamente contaminantes y producen toxicidad a los que viven en los alrededores...?

Por ello, el consultor ante estos ejemplos, escogidos al azar, debe realizarse varias preguntas y hacer un Q&A de manera que ante cualquier acontecimientor que perturbe la imagen de la empresa a la que lleva la comunicación, pueda al menos "apaciguar" o "salvaguardar lo máximo" la imagen de la empresa.

Para ello un buen consultor, de manera proactiva, reúne toda la información que tiene y que "no tiene", intentando evitar los vacíos de información y comunicando lo antes posible mensajes que salvaguarden la imagen de la empresa, eso sí, de saltar "la noticia que crea la crisis", siempre sin apresurarse a comunicar mensajes por la presión de los periodistas que ante X incidente llaman para preguntarle.

El consultor no solo ha de pensar "los mensajes que ha de transmitir", sino también el formato: "el cómo se comunicará" -¿por nota de prensa, carta, reuniones con periodistas, rueda de prensa...?-.

También deberá evaluar el nivel de la crisis, ¿han sido muchos los medios que han comunicado la noticia? ¿cuál es el alacance? ¿Merece la pena poner en marcha estos mensajes ya definidos o realizar algún tipo de acción? ¿o esto lo empeorará? ¿es preferible callar?

Lo que está claro es que entre los mensajes que se pauten, estos han de versar en "relanzar la imagen corporativa de la empresa" que por una filtración, o hecho perturbador que se filtre puede causar el caos o el desequilibrio de la imagen corporativa de la compañía.

En estos casos, cuando los medios se hacen eco de una "noticia negativa" sobre una compañía, no solo los periodistas llaman al consultor, es decir, a la agencia que lleva la comunicación de la compañía, sino que se puede dar y se da el caso de que los periodistas acudan a fuentes directas:l presidente de la entidad, consejero delegado o cualquier alto cargo directivo.


Por ello, la definición de mensajes para cada uno de ellos es obligatoria. El consultor deberá pautar los mensajes de cada uno de ellos, lo que implica que se haga una breve pero profunda formación de portavoces. Que cada gesto, frase, palabra, esté controlada al milímetro, y siempre, siempre, que el mensaje definido para salvaguardar la imagen de la empresa se repita hasta la saciedad de forma muy solapada sea cual sea la pregunda de los medios.

No obstante, no es necesario que "salte una mala noticia o noticia perturbadora" para que los consultores de manera proactiva tengan mensajes definidos. Sino que los consultores, por ejemplo, en momentos como los que estamos viviendo de recesión económica y crisis han de dirigir o asesorar a las empresa de manera que destaquen sus mejores valore, aquellos valores que siempre han tenido y no han destacado, o aquellos que a partir de ese momento la empresa comenzará a poner en marcha.

Hoy en día, las empresas ante la crisis, para dar una imagen positiva recurren mucho a la RSC (Responsabilidad social Corporativa), al igual que a afirmar que dentro de su política empresarial lo que más se valora no son solo los resultados económicos o márgenes de rentabilidad, sino, valores como la "transparenci", "honradez" de la empresa y "compromiso" de esta con y para toda la sociedad.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Las Navidades ¿fechas idóneas para motivar a los empleados?

“Dicen que por mucho que el mundo de los negocios nunca cese en su actividad y haya que estar siempre alerta, si hay un periodo del año en el que es más fácil ‘desconectar’ o por lo menos trabajar a otro ritmo y este es la Navidad”.

No les quito la razón, si que es cierto, que es un mes contagiado por ese “verdadero” espíritu navideño que en las PYMES se respira. Desde las grandes, hasta las pequeñas empresas, desde Recursos humanos, un mes antes ya se está eligiendo el restaurante o sala donde se organizará la cena de empresa, regalos para empleados como cestas de navidad, elección de “adornos” que se alineen con la imagen de la empresa impregnados de colores corporativos pero navideños, etc..

Según gestionpyme.com, “No se trata de hacer apología de estas fiestas, sino del hecho de que en ningún otro momento del año se realizan tantas actividades que involucren a todos los trabajadores de la empresa. La compra de lotería (ocho de cada diez compran el número de la empresa), el regalo o cesta de la empresa y la cena/comida-actividad que organiza la compañía”.
Y sí, vuelvo a estar conforme con gestionpyme, considero que no es hacer apología, pero desde mi punto de vista, pese a ser como dice “fechas idóneas para recuperar el buen ambiente en la pyme, si a los empleados de una empresa no se les motiva durante todo un año", por mucho que la PYME quiera motivar e involucrar a sus trabajadores durante estas fechas, como se suele decir en términos empresariales en ocasiones “esto no es trabajo de un mes, sino algo que se ha de trabajar día a día”.

Sí considero que aunque las Navidades son idóneas e ideales para todas estas acciones, suscribo que “involucrar a los trabajadores en las empresas” no es trabajo que toca durante el mes de Navidad, sino que ha de ser algo continuo. De hecho, desde mi punto de vista, si una empresa invita a sus empleados al mejor restaurante de su ciudad, pero luego a estos durante el resto del año no se les motiva ni valora a nivel profesional, personal o económico, NO SIRVE DE NADA.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Aurora

Un amigo mío suele ir casi todas las mañanas de “sus” fines de semana a tomar su café, leer su periódico, y fumarse su cigarro tranquilamente, dándose el gusto y sintiendo que disfruta de su tiempo libre sin que superiores de su entorno laboral estén detrás de él, sabiendo que no está obligado a coger el móvil siquiera a su CEO, entre muchas otras cosas, porque si quiera tiene móvil de empresa pese a utilizar el suyo personal entre semana para asuntos de empresa sin contraprestación alguna.

Yo estaba segura de que mi amigo desayunando cogería el móvil, -de hecho, una vez me reconoció que algún sábado en “su” tiempo libre de no stress, mientras desayunaba, cogió el móvil por motivos de trabajo. No obstante, yo sé porqué lo cogió; porque es una persona que se implica en todos los aspectos de su vida, tanto personales como laborales, aunque yo, riéndome le comenté que más que un implicado, era un pringado por el mero hecho de haberlo cogido cuando según él: “no se le valoraba en su empresa como profesional pese a los resultados que daba”. Me decía que “aunque tuviese emails felicitándole en su correo personal de sus clientes -que nunca había mostrado a sus compañeros ni responsables por humildad-, mientras, sus responsables le comían solo la oreja para que siguiese trabajando pero le faltaban al respeto continuamente”.

Me dijo, que pese a que pese a que esta cafetería, a la que acude desde hace tiempo, siempre ha estado en una céntrica calle, no llamaba ni llama la atención, si quiera llamó la suya, pese a haber pasado millones de veces delante de ella y vivir en la misma zona.

Añadió riéndose, que no obstante, pese a lo cutre que es estéticamente esa cafetería a la que acude actualmente: tanto por fuera como por dentro, le encanta desayunar en ella porque mientras se da “ese placer”, el placer de leerse su periódico mientras se fuma un cigarro y toma su café sin que nadie le moleste teniendo que aguantar faltas de respeto sin razón como le sucede en su trabajo; es decir, que cree que asi desconecta del stress.

Seguía comentándome que “Tras las cristaleras de esa cafetería ve cómo pasa en pocos segundos el tiempo y cómo cada una de las personas que pasean por la acera muestran una actitud distinta con solo ver su ritmo al caminar o su semblante: unas corriendo, otras paseando tranquilamente, otras con expresión triste, otras esbozando una sonrisa”, es decir, siente y experimenta que cada persona es un mundo distinto y que ninguna repara en fijarse en esa cafetería.

Cada fin de semana que desayuna allí, dice que este sitio le sirve para reflexionar, le relaja; le hace volver a recordar, lo bonita que es la vida, aunque nunca lo haya olvidado; también dice descubrir lo bello que es que le llenen las pequeñas cosas, y sobre todo que le hacer sentirse un privilegiado y afortunado por mil pequeñas pero grandes cosas que ve allí.

Tras haberme comentado todo esto, el otro día quedé con él en esa cafetería pudiendo comprobar todo lo que me comentó. Este bar de mala muerte, en el que entraba, resulta que lo “encontró” al ir como todos los días a la cafetería chic que siempre frecuentaba, sobre las 10:00h. Pero ese día se retrasó. Fue a desayunar dos horas mas tarde, a las 12:00h, y ya no servían desayunos. Las razones: “que era ya muy tarde (las 12:00h)”. Según él, hasta ahí estaba más que de acuerdo, -cada negocio cierra sus desayunos a la hora que les conviene-, pero lo que le indignó fueron los modos, la bordería con que se lo dijo el camarero que siempre le atendía: sus malos modos.

Insiste en que no lo justificó en su momento ni lo justificará jamás, de hecho prometió no pisar esa cafetería chic y así ha sido y es. Lo que le indignó fue que el camarero, al menos, “mirando por la propina que siempre le dejaba y se iba a llevar a casita”, si ya no era velando por el negocio de la persona que le había contratado, fuese tan poco inteligente como para tener la posibilidad de poder perder “un cliente más”, un “cliente habitual”, “cliente empático”, “cliente que deja propinas” cuando sin el rechistar por no tener su desayuno le habló en ese tono.

También me comentaba que ahora se ríe; le hace gracia la situación, esta cafetería tan “chic”, que “perdió un cliente” en su dia por los modales de un trabajador suyo, y no por no tener su desayuno habitual, dado que el hubiera optado por un pincho de tortilla y un café, hoy ésta está cerrada.

Dice ser consciente de que la coyuntura económica actual no es de lo más óptima como para que los locales sobrevivan, pero ¿qué raro? ¿Por qué la cafetería cutre a la que va no ha caído, sino que cada vez está más llena? Nadie se fija en ella… algún secreto tendrá…

Me dijo que ese secreto lo descubrió desde el primer día que pisó la misma en busca de un croissant a la plancha y su café con leche de máquina, “de esos que tienen espumilla” como dice él.

Entró, y dice que reconoce que no pudo evitar que se le pasase por la mente que entrar en aquella cafetería de “abuelos” en su día de no stress. Pero empezó a descubrir parte del secreto, el cual el aun desconocía: estaba regentada por una mujer ecuatoriana, a la cual, él, temeroso por si no servían desayunos, le preguntó. Se llevó una sorpresa, no solo servían desayunos, sino que le esbozó una sonrisa y contestó que sí, “que como no”. Pero la cosa no quedó ahí… “¿en taza grande, pequeña o en vaso?. ¿Leche fría, templada, muy caliente? ¿El croissant a la plancha, poco hecho, muy hecho?. “Si quiere prensa mientras se lo preparamos ahí la tiene…”

Se dio la vuelta para recoger la prensa y sí, ahí estaba, sobre una especie de bidón que hacía de mesa con una tabla…

Dice que ahora con el paso del tiempo, ha visto cómo “no puede prescindir de esa cafetería”, y mucho menos, de la persona que regenta la misma. Siempre con una sonrisa pese a estar seriamente enferma o con una simple gripe; perfeccionista, agradable, voluntariosa… trabajando con la cabeza bien alta aunque no vaya de peluquería, eso sí, siempre bien peinada y muy presentable con unos simples pantalones negros y una camisa, eso durante las 17 h del día que trabaja incluso fines de semana, para darle lo mejor a sus cuatro hijos que no son nada modélicos, según me comentó mi amigo. Dice que siempre le dice que “el día que no esté trabajando para sacar a su madre e hijos adelante, es que algo muy grave le habrá pasado”.

Mi amigo asegura, que cuando esta persona ya no esté en la cafetería por cualquier motivo no volverá a pisarla, porque dice que es “el valor añadido” de la cafetería, “que cada día con sus actos le da una lección” sin que ella se de cuenta.

Me contó que ha visto como un día cuando un camarero que no entró a su hora, a las 08:00h de un sábado, que siempre se suele retrasar, en pleno verano, teniendo que preparar desayunos, comprar los periódicos del día en el kiosco de, y montar la terraza compuesta de sillas y mesas estilo serie “cuéntame”, es decir, nada lujosa, ni dotada de sillas de mimbre, se la notaba histérica pero sin perder los nervios. La gente se quería sentar en la terraza y no estaba montada por el camarero que incumplía su horario Unos clientes pidieron para tomar fuera una barrita de pan con tumaca y no tenía pan (barras de pan que debería haber traído a primera hora el camarero que no cumplía muy a menudo con sus obligaciones) y ese mismo día, cliente por cliente le dijeron “Aurora”, tu no te preocupes, “yo te monto la terraza”; otra cliente habitual “le fue a comprar barras de pan” dejando su desayuno en la barra, y mi amigo intentó ayudarle ir a por los periódicos, pero ella dijo que no se preocupase, que el cuidase de la cafetería mientras ella iba, porque no podía quedarse sola con la caja y el dinero.

No sigo, este post, pese a haberlo intentado reducir, seguiría y seguiría pero me quedo con tres cosas: valor añadido del trabajador, no solo da rentabilidad por el boca a oreja, sino que luego, los clientes hacen todo por apoyarle, y lo mas importante, la satisfacción que se debió de llevar la tal “aurora” de ver como media cafetería se ofrecía a ayudarla.

Le comente que la historia me parecía muy interesante para publicarla y transmitirla en mi post, y mi amigo me dijo que mientras no mencionase ni la cafetería ni su nombre podría hacerlo. Eso sí, que si lo publicaba, se lo dedicase a la persona que regenta la cafetería por ser como es: “Aurora”. Pues aquí va este post en tu honor, Aurora.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿qué es mejor? ¿morir por sida o tener sida como enfermedas crónica sintiendo una discriminación patente por parte de la sociedad?

Hoy 1 de diciembre, se ha celebrado el día internacional contra el sida. He de decir, que al igual que en muchas ocasiones por la celebración de esste acto, he visto más lazos rojos, este año he visto menos (es lo que he visto yo, lo que no quiere decir que haya sido así.

Pero sí, motores de búsqueda muy importantes que acompañan su logotipo por lo general con imágenes relacionadas con un hito o causa, como el"día de la defensa de la infancia", o "día del invento de la bombilla", hoy por esta causa, o hito, "día internacional contra el sida" su logo no iba acompañado de un lazo rojo. Seguro que sus razones tendrán y seguro que buenas.

Y digo buenas, porque quizás hoy en día tampoco hay que darle especialmente relevancia al "tema sida". "El sida en los países desarrollados hoy en día es una enfermedad crónica y no mortal", además una persona con sida es o puede ser igual o mejor que que otra que no padece esta enfermedad.

Además, los logotipos símbolos, logotipos o iconos en pro de una causa, de cara a la comunicación siempre sirven, y pueden ser una herramienta muy útil, pero lo importante e imprescindible como siempre es que se materialicen acciones por ayudar a esta causa, y prefiero una acción a mil lazos rojos. En cuanto al motor de búsqueda al que me refiero, uno de los más importantes, no le juzgo por no poner en este caso junto a su lado el lazo del sida, dado que quizás este haya donado toda la recaudación que ha tenido hoy o parte de sus visitas a una fundación relacionada con esta causa y no lo sepamos.

El sida, hoy en día, en los países desarrollados, gracias a la investigación y a la ciencia, ya "no es una enfermedad mortal", es decir "es una enfermedad crónica", y eso es no solo una buena noticia, sino una noticia que tranquiliza mucho a todos aquellos que padecen la enfermedad.

Pero lanzo una reflexión personal. Ok, en países desarrollados "no es una enfermedad mortal", sino crónica, pero ¿"quizás sigue siendo una enfermedad de exclusión social"?.

Según diversas encuestas, una de cada tres personas afirma en España que no trabajaría o estudiaría junto a un enfermo de sida, y un importante tanto por ciento de los encuestados reconoce que siente “incomodidad” ante su presencia.

Ahora no lanzo una reflexión, sino una pregunta "¿qué es mejor? ¿morir por sida o tener sida como enfermedas crónica sintiendo una discriminación patente por parte de la sociedad?". En ocasiones se puede estar "vivo pero muerto"; me explico, por mucha vida que tengas, si el resto te discrimina, mueres como persona, sientes ostracismo, ves como no te contratan en empresas pese a ser válido por tener esta enfermedas, nadie se atreve ni con preservativo a mantener relaciones sexuales con ellos, relacciones que implican afecto, por la “incomodidad” que según destacan distintas encuestas desata en la sociedad su presencia.

En la actualidad, los que aún quedan y contrajeron esta enfermedad, fue por desconocimiento, no había información, no se informaba de que un preservativo puede evitar contagio de enfermedades entre ellas esta, tampoco muchas más otras informaciones relativas a esta enfermedad. Y hoy, nos encontramos con religiones, que ayudan con comida a que los niños no mueran de hambre, que es hacer el bien, pero que no permite que un matrimonio pueda utilizar un preservativo para evitar contagios y procrear, y hablo de matrimonio y procreación, que es lo que defiende esta/s religión/es. ¿hipocresía?. Sobre este sector, el de la o las religiones, a la que no hago alusión a ninguna en concreto, pero cada uno sabrá a cuál me dirijo, y soy creyente, ya no hablo de que no permitan el preservativo en un matrimonio en que uno tiene sida, para poder procrear, sino que son palabras mayores, si digo que no permiten que a los jóvenes en su "etapa del pavo" cuando las hormonas están más revolucionadas, utilicen preservativos.


Pues bien, hoy hay información sobre esta enfermedad, y gracias a ella, a la información muchas personas coherentes e íntegras lo utilizan, pero hay personas que no lo hacen porque se hacen muchas locuras. Y en relación a la/s religiones, que no permiten preservativo, conozco a personas creyentes y practicantes que se sienten "perdidos", yo, que soy creyente, practicante, e intento hacer el bien "no puedo utilizar preservativo" porque la institución que representa a mi Dios, me lo prohibe "¿soy pecador?", "¿pecador por evitar contraer una enfermedad? "¿pecador porque el 33% de la población Española no sabe si lo tiene y puede ser portador y no quieren jugara a la "ruleta rusa"?.

La realidad hoy en día es que en España existen entre 130.000 y 150.000 enfermos de sida, de los cuales un 30% ni siquiera saben que pueden ser portadores, algo preocupante porque, las personas sin diagnosticar son las responsables de los nuevos contagios y más si se prohibe el uso del preservativo.

Mi apoyo a todo ese colectivo, que tiene sida, "sois iguales", no "valeis ni más ni menos" que otro que no la padece, al menos ya hay una persona, que soy yo, que hace pública su opinión y que piensa que quizás es peor "vivir muerto" que "morir por sida" dado que al estar muerto no se siente el ostracismo por parte de parte de la sociedad.
Related Posts with Thumbnails