jueves, 14 de mayo de 2009

Servicio integral del cliente

Por fin, por fin tras siete días sin escribir en el blog puedo sacar un ratito para trazar unas líneas. He tenido una semana frenética, no de las más frenéticas, pero sí algo movidita. Mientras, entre llamada y llamada a medios, idas y venidas al IFEMA, y a algún otro evento más, pensaba que pasaban los días y mi blog seguía desactualizándose, pesa a que tenía unas ganas horrorosas de informaros sobre novedades del sector y mis impresiones.
Este querer y no poder, no es que me haya hecho reflexionar, pero sí me ha hecho pensar en el tema sobre el que escribiría hoy, que será sobre EL CONSULTOR.
Y es que el consultor de comunicación, no tiene horarios, es como un mago que en ocasiones ha de estar en todas partes al mismo tiempo sin saber como para gestionar varias cosas a la vez de varios clientes, y que por muchas gestiones que haga o contactos que tenga, los resultados quizás no se corresponden con el tiempo invertido, sino que son más a largo tiempo.
El consultor se debe al cliente. Si un cliente llama al consultor un sabado pese ya haberse preparado con este durante la semana un discurso para una rueda de prensa porque necesita repasarlo, el consultor deberá estar disponible. Un buen consultor deberá darle un servicio íntegro al cliente.
Unos documentos con los mensajes que ha de lanzar el cliente, o con el posicionamiento que ha de mostrar, por mucho que el consultor se haya reunido con el cliente durante la semana previa, si el sábado antes de la rueda de prensa, el cliente se muestra inseguro o necesita del consultor, no sirven de nada, ni tienen utilidad, por lo que solo son mensajes o folios inservibles.
El buen consultor debe estar a su lado en el caso de que este necesite su ayuda, porque la comunicación no son mensajes escritos solo, sino que es algo más, y el consultor ha de asesorar y estar al lado del cliente y darle todo este tipo de servicios si en realidad quiere ser un buen consultor.
También se puede ser consultor enviando unos documentos para una rueda de prensa con los mensajes o el discurso para la misma por email, aclarar las dudas en una reunión durante la semana con el cliente, y que cuando te llame el sábado, te excuses con tu cliente comentándoles que no puedes. En este caso, serás un buen consultor, pero también es cierto, que no le estarás dando a tu cliente un servicio integral ni un servicio completo, por lo que desde mi punto de vista no serás el consultor que todo cliente quiere, por tanto, un buen consultor.
Siempre me remito a lo mismo, ser un buen consultor de comunicación consiste desde en colocarle bien la corbata a tu cliente en cualquier acto al que acuda y haya medios de comunicación hasta en cuidar todos los mensajes que lance a los medios y gestos que haga ante las cámaras o en todas lar ruedas de prensa. Es orientarle sobre cuando es conveniente tener más o menos apariciones y las razones y proponerle siempre acciones nuevas de manera que puedan favorecerle.
En definitiva, el mensaje en realidad no es que para ser un buen consultor se deba trabajar los sábados, sino que este debe implicarse al máximo con el cliente y ofreciéndole toda su experiencia en el sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails